Impacto en Chile y Argentina provocó el accidente de un bus de la empresa Meltur que transportaba a un equipo de fútbol joven de Quilicura y el sur de Chile hacia Paraguay.

Fueron tres los fallecidos en este triste accidente en el sector de Las Cuevas y entre los sobrevivientes han comenzado a salir testimonios de cómo fue el viaje.

Uno de los pasajeros del bus, el joven de 18 años Jason Contreras de la escuela de fútbol Colo Colo Lo Boza, quedó con lesiones menores.

Contreras dijo al diario mendocino Los Andes, según consigna Emol, que “el bus venía muy rápido. Empezó a adelantar camiones en las curvas. La gente le gritaba que venía muy rápido. Cuando pasamos la frontera, quiso adelantar a un camión. Y se tiró hacia el lado, ahí fue cuando nos tumbamos. Vi cómo se explotaban los vidrios. Todo. Después salimos y vimos a toda la gente llorando”.

Según el relato, la situación había sido tan tensa arriba del bus que un profesor ordenó a todos ponerse los cinturones de seguridad.

La madre del joven Jason Contreras, Ruth Rozas, corroboró los dichos de su hijo, señalando que “apenas llegamos a Argentina el chofer quiso adelantar un camión pero le tocó un bus de frente, él se tiró a la orilla y empezamos a dar vueltas. Quedamos todos colgados, no podíamos salir y fallecieron tres que iban con nosotros”.

La mujer agregó que “quedamos todos conscientes, fue como una pesadilla de la que no nos podíamos despertar”.