La Corte Suprema rechazó hoy la demanda presentada en contra del Fisco por la machi Francisca Linconao, por la presunta vulneración al derecho y su honra tras un allanamiento a su casa, ya que la mujer se encuentra acusada de participar en el homicidio en 2013 del matrimonio de agricultores Luchsinger Mackay.

Según fuentes judiciales, la Tercera Sala del máximo tribunal desestimó la demanda al considerar que “no hubo vulneración al derecho a la honra de la demandante durante un allanamiento y detención en 2013” y los funcionarios a cargo del procedimiento policial actuaron de manera correcta.

Según el texto del Poder Judicial, la mujer no fue despojada de su vestimenta ni indumentaria “que por lo demás no era la distintiva de una machi y tampoco resultó demostrada la exposición de la demandante ante los medios de comunicación”.

Francisca Linconao forma parte de un grupo de once comuneros culpados del homicidio de los esposos Luchsinger-Mackay durante el incendio intencional de su casa, cometido por varios encapuchados el 4 de enero de 2013 en un sector rural de la región de La Araucanía.

La machi, que estuvo nueve meses en prisión preventiva y llevó a cabo una huelga de hambre, se encuentra actualmente con la prohibición de abandonar el país y bajo arresto domiciliario nocturno.

La Fiscalía sostiene que en la vivienda de Linconao, situada en Padre Las Casas, se realizó una reunión de coordinación en la que participaron los acusados.

Linconao ha denunciado que los fiscales intentan condenarla a 40 años de cárcel, “sin tener pruebas en la carpeta investigativa y sin tener ningún vínculo con este horrible crimen”.

En el sur de Chile existe desde hace décadas un conflicto que enfrenta con el Estado a algunas comunidades mapuches que reclaman la propiedad de tierras ancestrales que están en manos de empresas privadas, situación que ha derivado en la muerte de varios comuneros, policías y agricultores.