En Alemania investigan la muerte de una mujer que falleció mientras le practicaba sexo oral a su amante.

Según cuenta Daily Mail, previo a la felación, el hombre puso coca en la punta de su pene, cosa que la mujer no habría advertido.

La víctima tenía 38 años, mientras que el investigado es el médico Andreas Niederbichler.

Al sujeto lo acusan de provocar la muerte de su amante ocasional. Del mismo modo, afirman que esta situación la habría repetido previamente con otras personas.

“Las víctimas que han testificado hasta ahora han indicado que se han puesto enfermas tras los encuentros sexuales. Todas mostraron reacciones por el uso de las drogas”, dijo el fiscal jefe, Hal Roggenbuck.

Niederbichler es jefe de área en la Clínica Harzer, en el estado de Sajonia-Anhalt.