La mamá de Kurt Cobain, Wendy O’Connor, reveló lo que sintió la primera vez que escuchó el hit de Nirvana, “Smell Like Teen Spirit”, primer tema del disco Nevermind.

Según consigna Radio Futuro, O’Connor reconoció que se le erizó el vello de sus brazos y que rápidamente supo que su hijo sería grande.

En ese sentido, recordó que los chicos “practicaban en mi garaje, así que tuve que escuchar todo eso primero, lo que sea que fuera. Entonces, la primera vez que escuché la canción, él había venido a visitarme. Fue a la puerta del baño y dijo: ‘Mamá, ¿puedo poner una cinta en el estéreo?Fue un domingo’. Dije, ‘Por supuesto. ¿Qué es?’ Él dice: ‘Es mi grabación’. ‘De su canción?’ Él dice, ‘Sí’. ‘Has estado aquí por tres días, ¿al fin voy a escuchar lo que hicieron?’ Él dice: ‘Lo mantendré en bajo’. Y yo dije, ‘¿Por qué? súbele el volumen”.

En ese sentido precisó que “estaba en el baño terminando mi maquillaje y de repente escuché ‘Smells Like Teen Spirit’. Salí volando de allí, y él estaba sentado en la habitación de enfrente, al final del sofá. Me senté en el borde, y recuerdo eso como sí sucedió hace apenas unos minutos. El vello de mis brazos se erizó, y tuve un peso en mi pecho. Dije: ‘Oh dios Kurt, cómo ¿Vas a manejar esto? Él dijo: ‘¿Qué?’ Dije, ‘Esto va a cambiar todo”

En otros pasajes, la mujer admite que lo siguiente que pensó fue que Kurt no iba a ser capaz de manejar esto enorme que había nacido.

“Estaba muerto de miedo por él”, afirma, al mismo tiempo que agrega que el padrastro de Cobain le asegura que “esto va a ser enorme. Será mejor que consigas un abogado”.

Eso fue todo, simplemente explotó”, cerró.