Al gobierno de los mejores no se le escapa una a nivel de imagen y así lo demuestra el último episodio vivido en el Palacio de La Moneda.

A propósito de la visita del Jefe de Gobierno español, Pedro Sánchez, se organizó una cena que consideró whisky, vino, champaña, cerveza y otros brevajes.

Antes de que iniciara el encuentro, que estaba comtemplado para las 20 horas de este lunes, una nota de La Segunda cuenta que se vio a un funcionario de La Moneda realizando una muy particular función en el patio de palacio.

Vestido de azul, el hombre iba cargado con una malla de naranjas, recargando los árboles de este fruto en el patio que tiene el mismo nombre en la sede de gobierno.

Según cuenta el vespertino, el trabajador hizo esta tarea “colgando ganchos de la misma forma en que se cuelgan los adornos navideños”.

La idea, cuenta el vespertino, era “reforzar” los árboles para que estos se vieran más “cargados” ante la visita española.