En una declaración que duró más de 3 horas, el autodenominado economista, Rafael Garay, soltó la papa y reveló en qué se gastó la plata que obtuvo tras estafar a toda la gente que creyó en él y le entregó su dinero para inversiones.

Según consigna LUN, en pleno Tribunal Oral en lo Penal de Santiago, Garay afirmó que logró quedarse con $1.625.000.000.

De esa cifra, juró que le devolvió 321 palos a los periodistas Jorge Hevia y Mirna Schindler y al ejecutivo Daniel Fuentes. Otros 273 milloncitos los reintegró a quienes tildó de “clientes víctimas”.

“Las utilidades eran ficticias, las cartolas que envié eran ficticias y los dineros que devolví fue utilizando el dinero de otras personas”, explicó.

Sobre la buena vida que se mandó, se puede decir que gastó cerca de 900 millones en autos como 7 Mercedes Benz, dos Jeep Grand Cherokee y un Jaguar.

Por su parte, reconoció gastos por 40 millones de pesos en viaje a Rumania.

Otros 279 millones se fueron por concepto de clubes nocturnos, carretes, copete, etcétera.

Sandro Retamales, administrador del Passapoga: “Garay me contó que había descubierto la estafa piramidal de Chang”

Pese al usual hermetismo respecto a los clientes del cabaret, el administrador del emblemático local nocturno, accedió a revelar algunos detalles del personaje más mediático del momento: Rafael Garay Pita. El economista visitó el Passapoga pocos días antes de abandonar el país y compartió con varias chicas del lugar.

“En un local nocturno para hombres un trago cuesta $50 mil y yo era el amigo que invitaba a todos. Eso significa que si uno va con 10 amigos, lamentablemente una ronda son $500 mil y si uno se toma cuatro o cinco tragos son entre 2 millones y 2 millones y medio gastados en una noche”.

Añadió que “eso, si uno lo hace una vez a la semana, son 100 millones en un año”.