Créditos: Patricio Fernández, desde Tijuana.