POR CLAUDIO BERTONI – ILUSTRACIONES: MAX BOCK

1) El periodismo vive del cahuín, y es triste que así sea. 2) Aunque no es tan triste porque para que haya cahuín tiene que haber vida ¡y quién puede estar en contra de la vida! 3) Es algo inevitable y lamentable o esporádicamente bueno y deseable. 4) Ahora el senador y ex ministro de Salvador Allende don Fernando Flores quiso ser candidato a la presidencia de la república -dicen- militando en el PPD. 5) Marco Enríquez-Ominami también quiere ser presidente. 6) Y su padre militante socialista y senador no sabe si votar por la tumultuosa melena de su hijo o por el largo de la nariz de Eduardo Frei Ruiz Tagle .7) Es un drama político ético genético humano desgarrador sin precedentes, que no le deseo ni a mi peor enemigo. 8) Por supuesto va a votar por su hijo porque tiene el corazón bien puesto, pero dijo que no quería hacerle daño a su partido (el socialista) ni a la Concertación, ni a la candidatura de Eduardo Frei Ruiz Tagle, ni a ninguna de las especies autóctonas en extinción (el pudú por ejemplo) ni mucho menos al pueblo de Chile –que es sin duda, como en el caso de sus dignos colegas parlamentarios-paradigmas todos de la más excelsa altura de miras– origen de sus más horrendos entrañables y patrióticos desvelos. 9) Yo personalmente voy a votar por Barack Obama. Estoy en la máquina del tiempo y del espacio y de la internacionalidad planetaria y ahora soy norteamericano. A Barack le gusta la Aretha Franklin y eso a mí me basta. ¡Qué país largo y desabrido parece ahora mi ex país comparado con mi actual Wall Street Charlie Parker y Cañón del Colorado! 11) Jorge Schaulson anda en Nueva York, por las calles de Nueva York, por sus cines y galerías de arte y sus bibliotecas y sus salas de conciertos y sus pasillos de confortables edificios y sus tiendas de ropa para caballeros y sus salones de té a lo mejor también. 12) Fernando Flores dijo en la tele que admiraba a Sebastián Piñera porque había trabajado mucho para juntar harta plata y que se la merecía –mucho– porque había trabajado –mucho también como ya dije– para juntarla (dijo Fernando Flores). Por su parte Sebastián Piñera dijo que el ex senador del PPD y ahora senador por el partido que fundó multitudinariamente con Jorge Schaulsohn: CHILE FIRST, era muy valiente y libertario porque hacía lo que quería, antes era del PPD y ahora no. Después se dieron la mano nada más sonriendo mientras miraban un rostro imaginario como en el poema de Nicanor Parra que tanto elogia Ignacio Valente pregúntele usted por qué (ver novela Roberto Bolaño –“Nocturno de Chile”– respecto al crítico cura que no es lo mismo que el cura crítico). Fernando Flores es alto o no muy alto pero al menos más alto que Sebastián Piñera, que parece que es chico incluso si no se para al lado del senador elegido con los votos de la colectividad que desertó. Se cree que Sebastián Piñera se vería chico incluso parado al lado de un militante de la Concertación o de un bombero por ejemplo o al lado de cualquier apolítico o ser humano así no más, incluso un extranjero que sólo tendría que ser, para probar lo que digo, más o menos del porte de Fernando Flores, para que Sebastián Piñera se viera chico (como digo yo que parece que se ve cuando se para al lado de alguien no necesariamente de la estatura de Fernando Flores –puede ser incluso más chico–, o más grande, dependiendo del caso, como dije anteriormente, me parece, ¿o no?, ¿A usted qué le parece?). 13) Jorge Schaulsohn sigue en Nueva York, una vez lo ví en una fotografía en The Clinic en mangas de una camisa extraordinariamente fina posmoderna y chori norteamericana sonriendo vaya uno a saber por qué. 14) Adolfo Zaldívar también quiere ser presidente. Yo no. Lo último que querría es ser presidente. Demasiada responsabilidad. Demasiados discursos iguales tontos y utópicos que decir. Una de las cosas que más admiro en Michele Bachelet es que ella no tiene la culpa de ser presidenta. La gente la vió en la tele y le compró todo lo que le salió por la boca y el resto de su carita: le creímos todo y nos habríamos casado con ella y felices habríamos sido hijos suyos y hermanos y hermanas y parientes y nos habría gustado encontrarnos en la micro y en el almacén con ella y si estuviéramos en la edad de piedra nos habría gustado vivir en la misma caverna con ella porque sabemos que habría cooperado y no habría ladillado ni atornillado al revés nunca y es que como dice la señora Carmen: “de puro verla una se siente bien”. 16) Ahora voy a seguir hablando de Adolfo Zaldívar, ¿¡se imaginan!? La presidenta se encuentra en un extremo del universo (que como se sabe se está expandiendo) y el flamante senador ex demócrata cristiano en la puntita del otro –al borde de la bancarrota moral total–, donde fundó un partido que no aparece todavía en las encuestas de popularidad presidencial: el PRI. 17) Jorge Arrate también quiere ser presidente, en una muralla de ladrillo, pasadito Curacaví, yendo a Viña, dice ARRATE PRESIDENTE, lo mismo un lienzo beige en calle Libertad llegando al Mall dice ARRATE PRESIDENTE firmado BRP. 18) ¿Quién más quiere ser presidente? Un señor Navarro y parlamentario de pelo largo ex socialista que fue apaleado en la tele por un carabinero una vez parece. 19) En el bus a la llegada en Pajaritos dice en un muro TEILLIER PRESIDENTE, como si se tratara del poeta. 20) Y Jorge Schaulsohn sigue en Nueva York, parece. 19) Adolfo Zaldívar es colorín, por eso a sus afines les dicen “colorines” (me salió verso sin el menor esfuerzo).Es que usted es poeta. También es cierto.