Ximena Ossandón, Vice-directora de la Junji: “El trabajo hecho al alero de la Virgen es mucho más eficiente”

Ximena Ossandón, Vice-directora de la Junji: “El trabajo hecho al alero de la Virgen es mucho más eficiente”

POR CLAUDIO PIZARRO • FOTO ALEJANDRO OLIVARES La semana pasada en nuestra seccción “La nueva forma de gobernar” destacamos el arribo de Ximena Ossandón, RN y Opus Dei, a la Junta de Jardines Infantiles, JUNJI, acompañada de una virgen. La noticia prendió rápidamente en los medios y twitter casi explotó. Quisimos hablar con ella y aceptó. Estos son los pensamientos de la nueva autoridad a cargo de los niños más pobres del país. _____ ¿Cuáles son los costos familiares de tener nueve hijos y trabajar en el servicio público? Toda la vida he trabajado y en lo personal no tengo ningún trauma. Mis niños de hecho quieren trabajar en el sector público, donde cuesta convencer a la gente que trabaje desinteresadamente. Pero en el caso mío tengo un ejemplo potente de parte de mi familia y los Paul Ossandón ya lo están teniendo. ¿Cómo lo hace para rendir en ambos frentes? Soy sumamente organizada, mi familia funciona súper bien y tengo el apoyo absoluto del marido. Mucha gente me pregunta cómo lo hago y la verdad que no sé. La vida se va dando y las cosas van saliendo. A esta altura tengo una familia más grande, más formada, entonces se da una dinámica distinta, no es lo mismo cuando tienes puros niños chicos. Es verdad que tiene cuatro nanas… Eso es un mito. Ojalá tuviera siete, sería fabuloso, pero no, somos una familia súper normal. Tengo una nana que es de toda la vida y a ella le debo estar acá. Es una persona que ha entregado su vida a mi familia. Lleva 17 años con nosotros. Una chiquilla encantadora a la que le he dado todas las facilidades de la vida. Maneja, tiene auto, casa. Todo. ¿Vive con ustedes? Sí, es una madre dos. Yo soy la madre uno. Ella es espectacular, es parte de mi estabilidad y me da seguridad para poder hacer un trabajo bien hecho acá. Me imagino, debe ser una súper nana si tiene nueve niños… Es que ya no son niños. Tengo hijos de 25 años, 24, 22, 20, 18, bueno todos los números, pero ya todos funcionan solos. ¿Sus hijos han estado en jardines infantiles? Algunos sí, otros no. Yo siempre los respeté. ¿A esa edad les preguntaba? No, sobre todo los evaluaba. A una la mandé un mes y me dijo que no quería más. Bien. Me sirvió mucho para aprender y me ha servido ahora. Y otros, que eran muy tranquilos y les gustaba su mundo, su plaza, porque comprenderás que con 9 hermanos la casa a las 4 y medio se revolucionaba… A él le gustaba jugar solo y tampoco lo mandé. Y había otro que le fascinaba estar en el jardín, porque era el único hombre. Creo que cada niño es un mundo, un proyecto, y que tenís que observarlo. Ahí uno se da cuenta que algunos sirven para una cosa y para otras no. Espero no haberme equivocado. Solo Dios sabe si uno se equivocó… ¿Cree que hay prejuicios contra usted por llevar el apellido Ossandón? Cuando uno lleva un apellido como éste, tiene muchas ventajas y desventajas. En lo personal siento que tengo más ventajas porque tenemos un nombre en el servicio público. A mí en Puente Alto la gente me quiere mucho porque trabajé en los campamentos. ¿Qué hacía allí? Todos los operativos. Preparábamos gente para las lluvias, le arreglábamos las casas, uf, una infinidad de cosas. Partí en San Bernardo, ayudando cuando mis niños eran chicos. Ingeniábamos negocios para conseguir plata para que las mujeres de los sectores más pobres, ponte tú, tuvieran máquinas de coser. Después agarrábamos a estas personas, cuando las necesitábamos, y hacíamos los nexos comerciales. Fueron como las Pymes de la época. Siempre ha pedido ayuda a los empresarios para ayudar a los pobres… Muchas veces, soy la reina para levantar plata, olvídate. ¿A qué empresarios les pedía dinero? A muchos. A Mauricio Larraín, por ejemplo, una persona que siempre me ha apoyado. También Patricio Jottar, de la CCU. Ellos saben que cuando yo les pido plata las cosas se hacen bien. Por ejemplo, cuando la gente estaba pasando frío en Puente Alto, yo mandaba mail a todos estos empresarios y me pasaban inmediatamente las platas. Comprábamos camionadas de carbón. Por eso te digo que el apellido Ossandón tiene un prestigio en el ambiente social y eso es lo que más me motiva en la vida. Lo digo con mucho orgullo. ¿Por qué cuando llegó a la Junji lo hizo acompañada de una virgen? Bueno, porque el 84% de la gente es bastante mariana. Tú viste la virgen con un niño. Es el símbolo de la protección. La Junji es eso. Creo que la virgen me va a ayudar 100% en la gestión que nosotros vamos a hacer y, el día que Ximena Ossandón se vaya, si nadie la quiere, la sacan. Creo que la virgen es bastante transversal. Pero resulta que en Chile existen seis millones de evangélicos… Pero el evangélico es muy respetuoso. De hecho acá en mi equipo tengo evangélicos. Pero ellos no veneran a la virgen… Pero la respetan porque ella es la madre de Cristo. La parte que no tienen es tal vez la adoración que pueda tener un católico. De hecho, una persona de mi gabinete que me traje de la municipalidad de Las Condes es evangélica. He hecho un grupo con todas las tendencias porque me encanta la parte antropológica de las personas. Me gusta que se vean distintos puntos de vista. ¿Pero no le parece contradictorio instalar una virgen, considerando que la separación de la Iglesia y el Estado corre desde el año 1925…? Pero si la administración anterior tiene una cruz atrás y es un objeto mucho más simbólico. Pensar que la protección de la virgen María vaya a causar arcadas, como dijeron algunos, es porque hay una cosa muy política detrás. O sea, a nadie le produce arcadas la virgen María. Te puede producir indiferencia pero no arcadas. ¿Es cierto que también puso una foto de Juan Pablo II en los pasillos? La foto de Juan Pablo II estaba botada en un patio y solo volvió a su lugar de origen. Es una bendición papal que el año 2000 se hizo a los funcionarios de la Junji. ¿La Junji, a su juicio, debería tener una orientación laica o católica? Lo que pasa es que la familia, el niño, no es ni laico ni católico, es natural. El niño es parido por la mujer. El niño necesita el pecho de la madre. Hay una orientación que no es laica, ni católica, ni anglicana, no se puede clasificar, existe una cosa como muy natural en los primeros años… Ya, pero me imagino que la Junji debe tener una orientación al respecto. No, va a seguir la misma. La orientación que hay es re buena. Es familiar. Es la importancia de la madre, ojalá de madre y padre, la importancia del apego. Porque la Junji nunca ha pretendido ser remplazo de la madre. Su misión, desde su origen, es apoyar a la madre que necesita trabajar y a partir de ese trabajo producir el cambio socioeconómico, por decirlo, en adelante. Por eso te digo que vamos a seguir en la misma línea. Es natural. Monserrat Nicolás, analista del blog CurvasPolíticas, comentó que para hacerse cargo de algo tan importante como la Junji había que aportar más que una virgencita y estudiar mucho. ¿Qué piensa de todos los palos que le han dado? Yo creo es muy injusto que se haga una evaluación en este minuto, cuando la gestión está recién comenzando. Ahora, si a esa persona le parece poco que sea madre de 9 niños, que sea profesora y, además tenga un MBA en administración de empresas, que me mande cuáles son los currículos que considera que yo debería tener. A mí me parecen más que suficientes. Creo que son pocas las personas en Chile, al menos de mi grupo, que pueden decir que tienen la experiencia en el quintil 1 y 2, como la tengo yo. A pesar de provenir del quintil más alto de la sociedad… Lo que pasa es que he tenido el tiempo, la libertad y el sustento económico para trabajar por esa gente. Lo he hecho toda mi vida. Pero siempre uno va descubriendo cosas nuevas. El hombre es tan abismante y tan sombroso. En la nota que publicamos la semana pasada, los funcionarios hablaban de la llegada de un gerente. ¿No le parece raro el cargo en la administración pública? Lo que pasa es que cuando nombré a esa especie de gerente es porque la vicepresidenta tiene la facultad de cambiar el organigrama como quiera y yo soy una persona de mucho terreno. Lo que más me motiva es ir a los jardines, ver la mirada de los niños, cómo están las tías, los auxiliares, la relación con la directora. Todo eso no se percibe desde el escritorio… No le parece que todas estas señales, el tema de la virgen, el gerente, han hecho que la gente piense que se ha vuelto al tiempo cuando las esposas de los generales donaban vírgenes para los jardines infantiles… No, porque si lo pensara así no lo hubiera hecho. Todo lo contrario. Vamos de avanzada. Lo siento muy profundo. Siempre he pensado que la virgen siempre suma, nunca resta. Lo hice en la municipalidad de Las Condes también… ¿Cuando fue concejala también puso una virgen en el municipio? Sí, en muchos lados. ¿Dónde más ha puesto vírgenes? Me han pedido muchos colegios, los mismos directores, porque la virgen es transversal. Lo hice en colegios de gente de escasos recursos que no tenía plata para ponerlas. Ellos la instalaban y a veces me invitaban a la ceremonia. ¿Que representa la virgen para usted? Seguridad y protección. Creo que el trabajo hecho al alero de ella es mucho más eficiente, sobre todo en el campo social. Uno tiene que tener una visión muy caritativa para entender a la gente. Soy de la teoría que para trabajar con la pobreza tienes que conocerla y entenderla. Por ahí va. Por eso te digo que busqué una virgen muy especial para la Junji. ¿Dónde la buscó? La busqué en Lo Barnechea, donde están todos los maestros que hacen vírgenes y tenía la imagen de este niño y dije Junji-niño. Eso. LA MEJOR MADRE Uno de los puntos delicados de su administración tiene que ver con las extensiones horarias de los jardines infantiles. ¿Cómo va el asunto? Lo que pasa es que se está dando que existe una extensión horaria que a juicio de los funcionarios en algunos lugares no se justifica y en otros sí. De hecho estoy pidiendo en el presupuesto que vamos a presentar ahora que se evalúe tener personas pagadas en forma aparte para poder hacer bien la extensión horaria y no sobrecargar de trabajo a las educadoras. La cosa es poner dos personas para que esa tía se pueda ir a descansar a su casa. Se trata, además, de lugares comprometidos… Hay lugares que son fantásticos y otros que no son tan fantásticos. Por ahí va. La idea es acercarnos lo mejor posible donde detectemos a las madres que realmente necesitan quedarse hasta las siete. Porque tenemos listas de espera de madres que nos suplican que quieren dejar a sus niños hasta las siete. De hecho comentó, a propósito de eso, que “cuando la mamá pueda estar con su niño, que esté, pero cuando la mamá decida irse a tomar, ir a la playa o tomarse un café con una amiga dejando al niño en nuestras salas, eso es lo que nosotros tenemos que evitar”. ¿No le parece una frase clasista? Por el contrario, hoy día me dijeron que la mamá de Puente Alto no va a la playa. Sí, le dije le dije yo, pero la mamá de Antofagasta sí va a la playa porque todo el mundo, gracias a Dios, tiene acceso a la playa. No sé por qué puede ser clasista. Tampoco le parece una estigmatización de la mujer trabajadora… Pero si la mayoría de nuestras madres, por ficha, no tiene trabajos regulares. Lamentablemente, no es así. No veo por qué tiene que ser clasista. Yo encantado le tengo los niños a una mujer feriana, porque esa mujer se lo merece y necesita los brazos de la Junji. Al menos coincide que realizó un estereotipo de la madre irresponsable… Es que lo que nosotros necesitamos es quedarnos con las madres responsables y no con las irresponsables. No veo ninguna estigmatización clasista. ¿Entonces, hay muchas madres que se están aprovechando de los beneficios del Estado…? No, porque todavía no tenemos el instrumento para medirlo. Lo que pasa es que muchos técnicos nos han dicho que tenían serias dudas de que la mayoría de las madres que dejan a los niños en la extensión horaria realmente lo necesitaran. Por eso se está usando a las visitadoras sociales para verificar si la madre está trabajando en ese minuto. Ahora, me encantaría poder tener a todos los niños y que las madres salieran a pasarlo bien. Lo encuentro fantástico pero, lamentablemente, tenemos recursos escasos en la Junji. ¿Piensa que hay madres que prefieren tomar y salir a divertirse? Es que no tenemos la medición. ¿Por qué lo dijo entonces? La idea es que se use el recurso con la persona que realmente lo necesita. Es que uno, a través de sus palabras, infiere que sólo tienen derecho a esparcimiento las madres que tienen a sus hijos en jardines privados. Yo creo que ahí estás hilando demasiado fino. Lo único que te digo es que los recursos están para las mujeres que trabajan. Yo tengo esta cantidad de recursos, estos quintiles, y tengo que buscar dentro de todas estas mujeres la que realmente lo necesita. Puede ser que el problema no sea que la madre salga a tomar, sino que faltan más jardines infantiles… Sí, tienes razón en eso. Si inauguramos un jardín en Puente Alto o La Pintana, inmediatamente tenemos una lista de espera de 100 niños. También puede ser que haya mujeres que envían a sus niños a los jardines de la Junji porque quizá no pueden proveerles la alimentación necesaria. A lo mejor hay más temas de fondo. Si un niño necesita comer, tiene una prioridad por sobre el que no necesita comer. Independiente de que la mamá salga a tomar con las amigas… Por supuesto, porque al niño es al que tenemos que proteger. ¿Cuál sería la prioridad al momento de evaluar entre el hijo de la madre que se va de copas y la necesidad de un niño por alimentos? El alimento va a todos por igual. ¿Independiente que tenga una madre irresponsable? Independiente… Cómo se te ocurre, esos son los niños más necesitados… ¿Hay muchas madres tomadoras en Chile? No, la mujer chilena es muy chora, responsable. Imagínate que de los 50 mil cupos que tenemos sólo se trata de tres mil niños en esos casos. Por eso me saco el sombrero con la mujer chilena que llega con gusto a buscar a sus niños. Son muy pocos los niños que se quedan porque la mamá desapareció tres días. Muchas de las madres que llevan a sus niños a los jardines de la Junji son madres solteras que se sacan la mugre para sacar delante de sus hijos ¿No cree que es ofensivo haberlas tratado de irresponsables? Es que la idea es que nadie te pase gato por liebre. Creo que no es una estigmatización. Todo lo contrario. Nosotros vamos a poder atender a mejores madres cuando tengamos detectados cuál es la demanda real. ¿Cómo se detecta una mejor madre? Ahí te pido disculpas, la verdad que no existe eso, cada niño pertenece a una madre y eso es lo mejor para él. Lo que pasa es que tengo recursos para diez madres y tengo que verificar que ellas realmente lo necesiten. ¿Y cómo lo va hacer para discriminar? No uses la palabra discriminar, es averiguar… Son sinónimos. No, la discriminación es otra cosa… Pero me imagino que al menos existe una política de género dentro de la institución. Existe un promedio de género. Ahora tenemos niñas y niños, esta es la institución con más género. No se discrimina ni por hombre ni mujer. Me refiero a una política de género… Sí, hay un PMI que te lo exige el gobierno y siempre ha sido muy bueno. ¿Que es el PMI? Es el género, que tiene relación con la cantidad de gente que trabaja, con la unidades educativas, la cantidad de niños y con el vocabulario con que tú escribes. Que se usen las palabras correctas. Alumno y alumna. Son cosas bien divertidas pero así son, porque es una cosa que se hace a nivel de Estado. Me refiero a una política de género respecto a las madres… Es que la madre es madre, perdona, me confundo… Son orientaciones respecto a lo femenino que en este caso tiene relación con las madres… Bueno, es que los estudios de género tienen que ver más con las prácticas pedagógicas, va por ahí, está hecha, evaluada y ejecutada de acuerdo al hombre y la mujer. No me grafico tu pregunta cuando dices a la madre misma, si yo no trato a la madre sino al niño. Entonces, la política de género nuestra está dentro de la institución y con los niños mismos. No existen salas de hombres o de mujeres. Bueno, pasando a otro tema, hay mucha gente que piensa que sus dichos son la postura clásica de una autoridad-burbuja que no tiene idea de lo que sucede en el país… Creo que conmigo están profundamente equivocados y eso el tiempo lo dirá. Tengo 46 años de servicio y eso no lo tiene cualquier persona. ¿Cree que se ha hecho una caricatura de usted? Es que lo que se buscaba con el artículo de ustedes era un poco eso. Nosotros solo preguntamos a los funcionarios. Yo creo que cada uno es lo que es, uno tiene ser muy responsable con lo que dice, no tengo ningún prejuicio. Cada uno al final saca las conclusiones que quiere. Las personas que les dieron la entrevista a ustedes tenían un cierto objetivo y creo que ellos dijeron bingo. De hecho, algunos hasta se abrazaron… ¿Después de leer el Clinic, delante suyo…? Claro, dijeron bingo. Y usted qué les dijo… Bueno, aquí estamos en un mundo libre y cada uno tiene derecho a opinar. ¿Usted se considera tolerante? Total. Me da risa cuando me atacan en mis puntos flacos, que para mí son puntos potentísimos. Son los grandes valores de mi vida y mis grandes fortalezas. Yo estoy operada de los nervios, sobre todo considerando que la ex vice-presidenta de la institución es íntima amiga de la Presidenta Bachelet. ¿Tú crees que no sabía que iba a venir todo esto? ¿Qué piensa de la administración anterior? Lo que yo diga tiene poca validez en el sentido que estamos esperando una auditoría y las auditorías hablan por sí solas. No cree que en sus comentarios ha valorado más la matriz productiva- valórica respecto a la madre que una política pública de preocupación del Estado por los niños… Van las dos cosas de la mano. El Estado, para que tenga buenos frutos, necesita de la madre, la familia. Tienen que ir de la mano, o sino qué niños vamos a transformar. Niños institucionales, niños que van a pensar igual. Todo lo contrario. Tú educa a tus hijos como quieras. Esa libertad se tiene que respetar. El Estado la respeta. No sé si estoy medio cansada a esta altura, pero no entiendo mucho tu pregunta. La madre no es una máquina que tú le metes una ficha y sale una bebida, yo creo que sale un niño. Ahí va una cosa valórica intrínseca detrás. De hecho, esa madre adolescente que tuvo a ese niño tomó una opción valórica, no lo adoptó. “EL CHILE QUE NOSOTROS QUISIÉRAMOS” ¿Usted fue candidata a la alcaldía de Lo Barnechea? Sí, o sea no, fui a unas primarias para el cupo de la alcaldía. En ese tiempo comentó que era una opción que Dios le daba para “hacer bien la labor de servicio a los demás”. ¿Usted ve su participación en el servicio público como un acto de fe? No, es un acto intrínseco de mí. Una persona no puede dividirse entre el trabajo y lo valórico. La persona es una sola. En lo personal, considero que la Junji es una opción que tengo para hacer mejor servicio público. ¿Dios la llevo al camino del servicio público…? Creo que desde que te levantas hasta que te mueres son cosas que Dios las va permitiendo. O sea, ¿él le abrió el camino? Si tú me estás tratando como un iluminado tipo Pablo Longueira cuando hablaba con… no.. Porque está la libertad del hombre también. A propósito de la gente de Cerro 18, usted dijo en una entrevista que era mejor para ellos “prestar sus servicios a la familia de La Dehesa y así mejorar su calidad de vida”. ¿Todavía piensa lo mismo?… Lo que sucede es que históricamente ese lugar atrae gente porque está la fuente de trabajo ahí. Llega gente porque sabe que haciendo uno o dos jardines va a tener una posibilidad de trabajo que no se da en todas las comunas. Yo creo que la mezcla es muy buena. Hay gente de Lo Barnechea que vive bastante bien porque es gente que siempre ha trabajado en La Dehesa y es bueno que existan fuentes de trabajo. ¿Como jardineros y nanas? Y cualquiera, tenemos los mejores colegios en Lo Barnechea, politécnicos, Barnechea tiene un potencial increíble. Ayer salió un papá en la tele que era barredor de las calles de Barnechea y sus niños ya tenían un futuro distinto. Si Barnechea se maneja bien sería como el Chile que nosotros quisiéramos, donde se mezclan estos dos mundos y se comparte lo que tiene que compartirse… ¿Qué se comparte? Las ofertas de trabajo y el pago bien remunerado, justo. ¿No lo ve como una oferta clasista? Eso lo dices tú. En Barnechea hay una cantidad de gente que tiene empleos técnicos, su garage, su peluquería, me gusta como ha ido surgiendo. No hay nada malo en que una persona sea jardinero. Si el trabajo está bien hecho, ese jardinero le va a dar alimentos y educación a sus niños… Es un pensamiento bastante Opus Dei. No es sólo Opus Dei, sino muy protestante también. Los países protestantes alaban a Dios con el trabajo. Por eso tenemos a Estados Unidos, una potencia protestante. Nos llevan la ventaja en eso. En cambio, en el catolicismo, caemos como que es pecado tener mucho. Pero mientras más tengo puedo dar más fuentes de trabajo y eso cambia la vida de muchas familias. No hay que renegar cuando uno tiene. ¿No cree que un pensamiento así agudiza la mala distribución del ingreso en Chile? Por el contrario, la mejora. Si vas a los grandes grupos económicos, tienen muchas empresas y no te imaginas la cantidad de personas que cuidan su trabajo. Hagamos el trabajo bien hecho y que estén bien pagados para que los trabajadores saquen a sus familias adelante. Pero si apenas el sueldo mínimo se logró subir seis mil pesos… Acuérdate de mí, que voy a hacer lo posible para que se suban los sueldos de las educadoras de párvulos. Pero para eso necesita un nuevo decreto ley… Por supuesto y qué problema hay, si las leyes no son inamovibles. No es un imposible. Su hermano Manuel José Ossandón, alcalde de Puente Alto, defendió a brazo partido a Karadima. ¿Usted lo conoció? Él me casó… ¿Qué opinión tiene de él?… Voy a ser franca, a estas alturas hay más que evidencias. Espero que se transforme en una Gemita Bueno, te lo digo bien en el alma, pero si las cosas están mal hay que remediarlas con el dolor que te causen. Porque si la Iglesia está teniendo esta cantidad de problemas de pedofilia, abusos, lo que sea, soy la primera en decir que hay que apretar esta espinilla, sacar la pus, limpiarla y recomenzar. Hace poco se legalizó el matrimonio homosexual en Argentina. ¿Es posible que parejas gay o lesbianas lleven a sus hijos a los jardines de la Junji? Creo que estamos lejos de eso, pero si esa pareja lesbiana va a través de la Dideco y se comprueba que pertenecen a los quintiles 1 y 2, ¿qué culpa tiene ese niño? Me imagino por lo que ha dicho que es contraria a la Píldora del Día Después… Sí, mientras no se demuestre que no es abortiva. ¿Pero si hay estudios que lo demuestran? No hay estudios. Todo radica en lo que consideras cuándo comienza la vida y cuándo la considero yo. Una vida es una vida. A propósito de la virgen, ¿es partidaria que los jóvenes lleguen vírgenes al matrimonio? Me encantaría, es un valor, yo a mis hijos se los inculco. Pero ahora cada uno se cuida solo. Ahí esta la libertad y la maravilla del hombre.
Comentarios
Sabía ud que... “SE VEÍA VENIR” NO ES UN PAJERO NARCISISTA. -------------------------------- Sabía ud que... CUANDO HANNIBAL LECTER LEE UN LIBRO DE COCINA, PARTE POR EL ÍNDICE. -------------------------------- Sabía ud que... ME GUSTAN LAS ESCULTURAS GRIEGAS, AUNQUE A VECES NO TENGAN NI PIES NI CABEZA. -------------------------------- Sabía ud que... NO SOY NI DEL SEXO DÉBIL NI DEL SEXO FUERTE, SOY DEL “SEXO, POR FAVORCITO”. -------------------------------- Sabía ud que... LO QUE BUSCAS ESTÁ EN TI… O DEBAJO DE LA CAMA. --------------------------------