El diario británico Daily Mail ha publicado un adelanto de la autobiografía de la joven austriaca Natascha Kampusch, que permaneció 8 años secuestrada en un sótano creado por su captor.

En “3096 días”, en referencia al tiempo que permaneció retenida por Wolfgang Priklopil, Kampusch narra un infierno en el que era golpeada hasta 200 veces a la semana y obligada a trabajar semidesnuda como esclava.

Kampusch, que en la actualidad tiene 22 años y fue secuestrada cuanto tenía 10, cuenta cómo su captor la obligaba a dormir encadenada a él, aunque, según ella, “para nada sexual, él solo quería tener a alguien a quien abrazar”. También era obligada a raparse el pelo y a llamar “señor” o “maestro” a su secuestrador.

La primera vez que durmió con él, en la parte de arriba de la casa, Kampusch tenía 14 años, la edad en la que realizó su primer intento de su suicidio. El libro cuenta que lo intentó en varias ocasiones: colgándose con distintos tipos de ropa, cortándose las venas con una aguja de gran tamaño, incluso llenando una habitación de humo.

La necesidad de contacto humano en el sótano en el que vivía era tan acuciante, que Kampusch confiesa que en un momento dado le pidió a Wolfgang Priklopil que la abrazara. Eso a pesar de que él se mostraba implacable con ella y la golpeaba reiteradamente con el puño en la cabeza: “el dolor me hacía llorar”, explica.

“Ahora me siento lo suficientemente fuerte como para hablar de mi secuestro” ha explicado Kampusch para justificar la publicación del libro que llega el miércoles a las librerías británicas. Por él Kampusch se embolsará 1,19 millones de euros, y volverá a alimentar la polémica justo ahora que la policía austriaca ha sido acusada de obviar ciertas pistas que podían haber descubierto el paradero de Kampusch años antes de que ésta, el 23 de agosto de 2006, lograra escapar por sus propios medios, aprovechando un descuido de su secuestrador.

Wolfgang Priklopil, de 44 años, se suicidió arrojándose a las vías del tren poco antes de ser detenido.
____
Fuente: 20minutos /reproducido bajo licencia CC.