Foto: Alejandro Olivares

1)La carta que mandó el minero de 63 años desde el fondo de la mina era para su esposa, ¿por qué la leyó primero Sebastián Piñera, y delante de todo el mundo? Además, ¿con qué derecho lo hizo? 2) En esa carta se habla dos o tres veces de Dios. Y el presidente también habla de Dios. Pero se trata de un Dios distinto. El Dios de los ricos vive con los ricos. Y el Dios de los pobres vive con los pobres. Y en lo único que se parecen es en que ninguno de los dos existe. Pero eso les importa un pito a los creyentes que se llaman así porque creen que sí existe. A los ricos les sirve para pensar que se van a ir al cielo a pesar de vivir como viven y a los pobres les sirve para soportar la vida que les dejan vivir los ricos. 3) También se habló de milagro cuando sólo se trató de buena suerte. Hasta el obispo de Copiapó dice que el hallazgo de los mineros no da para milagro. Que salieran todos disparados a través de la tierra como 33 Supermanes, ¡eso sería un milagro! 4) También hay un gran letrero afuera que dice Gracias a Dios. ¿Gracias a Dios por qué? ¿Porque los puso donde los puso? No hay que olvidar los 2 ó 3 meses infernales que les quedan todavía. 5) Mientras escribo esto pienso en ellos ahí sentados, mirando, respirando, pensando a 36 grados centígrados, mientras nosotros seguimos aquí bajo la luz del sol sin darnos cuenta. 6) Acabo de ver en la tele el primer video que les hicieron, todos de barba y torso desnudo. Están muy bien organizados, tienen un “botiquincito”, oran por aquí, allá se reúnen para planear su estadía, fabricaron un dominó de papel para entretenerse. Los meses, las semanas incluso, duran demasiado, hay que pensar en los segundos entonces, que pasan volando (digo yo). 7) ¿Y cómo pasa el tiempo para los mapuches con 46 días de ayuno en el cuerpo? Dejar de comer duele como usted sabe, no es un suavecito adormecerse y apagarse. 8) Y ya van 57 días de ayuno. 9) Una de las cosas más difíciles de vivir en democracia, si no la más difícil, es tener que tolerar que un senador de la república pinochetista salga en la tele diciendo que ama al pueblo mapuche y al tirito diciendo “digamos las cosas como son, lo más terrible sería que un mapuche muerto nos aguara el bicentenario”. (“nos aguara el bicentenario”, ¡por favor!: ¿fiesta y hueveo versus la vida de un ser humano?). 10) Cincuenta toneladas pesa el mástil de la bandera chilena que van a poner en la plaza de la Constitución, creo, 50 toneladas de chauvinismo idiota. Ya estoy hasta la coronilla con esto de las banderitas, con este patriotismo de la boca para afuera, ¿qué es lo que cuesta agitar una banderita, colgar una banderita, izar una banderita? Nada ¿O están esperando la guinda de la torta?: un comunero mapuche muerto. ¿Y lo van a hacer flamear del mástil grandilocuente también? ¡Flor de bicentenario! 11) Ya van 59 días de huelga y un comunero se autoinfirió heridas en el abdomen y un brazo: Que lo curen, que lo parchen con una banderita chilena, banderitaaa tricolooor. 12) Un par de parlamentarios pinochetistas (un hombre y una mujer) condiciona su voto para cambiar ley antiterrorista (que beneficiaría a los comuneros mapuches) por beneficios a los militares presos por crímenes de lesa humanidad. Eso me deja mudo: ¿Crueldad?, ¿Idiotez?, ¿Idiota crueldad? ¿O lisa y llanamente ignorancia? No estoy de acuerdo con los buses y los galpones incendiados por los comuneros ni con la violencia en general, donde por lo demás sólo han muerto mapuches, pero compararlos con los militares y carabineros presos (en cárceles especiales además, los perlas) por asesinatos y torturas, es una enormidad. 13) Y el mismo gobierno que se luce trayendo tecnologías de punta de todo el mundo para salvar la vida de 33 mineros tiene al borde de la muerte a 32 comuneros mapuches. ¿Y qué tienen de común mineros y mapuches? Que ninguno vive en La Dehesa. 14) Ya van 61 días. 15) 62 días.

07 septiembre de 2010.