La UDI le quita el drama a la movilización agrícola

El senador de la Unión Demócrata Independiente (UDI), Andrés Chadwick, desdramatizó las manifestaciones del sector agrícola, que hoy congregan ya que a su juicio, no están planteadas en contra de lo que ha hecho el Gobierno, sino de las preocupaciones que aquejan al rubro.

“He conversado con los organizadores del acto, he trabajado con ellos, no lo plantean como en contra de lo que ha hecho el Gobierno, sino que lo que ellos quieren es que el Gobierno pueda tener una preocupación especial y desarrolle ciertas políticas de ayuda y de colaboración para el desarrollo del sector agrícola exportador”, explicó Chadwick.

En este sentido dijo que “hay una preocupación en el mundo agrícola, especialmente en el sector agrícola exportador, yo comprendo parte de sus planteamientos, sus preocupaciones y porque es necesario tener y desarrollar algunas políticas para ir en ayuda de que ellos puedan seguir desarrollando su actividad”.

“Yo creo que había tiempo y espacio todavía, estábamos, habíamos… teníamos algunas reuniones con el Gobierno, queríamos seguir teniéndolas, había tiempo y espacio para poder seguir, y seguramente lo va a haber para poder seguir conversando con el Gobierno, ni que haya que tomarlo como algo en contra del Gobierno”, finalizó.

Productores agrícolas reclaman medidas concretas para enfrentar crisis del sector

Cientos de agricultores de la zona central del país llegaron este lunes hasta localidad de Requínoa, región de O’Higgins, para participar de la manifestación convocada por la Asociación de Exportadores (Asoex) y la Federación de Productores de Fruta (Fedefruta), en demanda de medidas de parte del gobierno para ayudar al sector agrícola ante la sostenida caída del tipo de cambio.

El acto central es encabezado por el presidente de Fedefruta, Antonio Walker, y el titular de Asoex, Ronald Bown. Los organizadores del encuentro buscan llamar la atención del Ejecutivo y proponer medidas concretas que permitan reactivar el sector, frente al grave problema por la que está atravesando la fruticultura de exportación producto de una sostenida baja del tipo de cambio, una crisis de competitividad, escasez de mano de obra y altos costos energéticos.

Walker sostuvo que “es una forma de llamar la atención respecto del momento que está viviendo la agricultura chilena y, especialmente, la fruticultura, que lo está pasando muy mal. Estamos con una pérdida de competitividad muy fuerte, una crisis de rentabilidad y una de las más grandes que hemos tenido en los últimos 25 años”.

The Clinic Newsletter
Comentarios