Bolivia anuncia salida de convención antidrogas de la ONU


El gobierno boliviano comunicó esta semana a la ONU en Nueva York su renuncia de la Convención Única sobre Estupefacientes de 1961. Según las informaciones, el presidente boliviano, Evo Morales, promulgó la medida, la que no fue anunciada oficialmente hasta hoy. Sus diplomáticos la presentaron el miércoles a la ONU sin referirse al tema.

Morales, ex líder de sindicatos de productores de coca, buscaba despenalizar el “acullicu” o masticado de hoja de coca que practica una minoría de los bolivianos, aunque también es usada para fabricar cocaína y por esa razón está en la lista de estupefacientes de la ONU.

El retiro de la Convención se hará efectiva en enero de 2012, día en el que el gobierno boliviano pediría su readmisión, pero obviando la prohibición del masticado de coca. Hasta esa fecha, Bolivia mantendrá su estatus de miembro pleno de la Convención, pero luego quedará al margen al menos durante un año porque los otros países signatarios tienen 12 meses para analizar la reserva sobre el masticado de coca, según la Oficina de la ONU Contra la Droga y el Delito (Unodc).

Bolivia necesitará el apoyo de dos tercios de los países para que se apruebe su regreso con condiciones, algo que analistas y diplomáticos residentes en La Paz y consultados por Efe consideran improbable, pues Morales ha fracasado en sus intentos de los últimos años para que se retire el veto al “acullicu”.

La delegación de la Unodc en La Paz también ha señalado que Bolivia debe convencer a los demás países de que la denuncia obedece al supuesto aspecto “cultural” del masticado de la coca y no al incumplimiento de sus acuerdos.

Una encuesta de febrero pasado reveló que el 55 % de los bolivianos estaban en desacuerdo con la petición de despenalizar el “acullicu”, frente a un 33 % que apoya en esto a Morales.

The Clinic Newsletter
Comentarios