Después de 10 años, la Corte de Apelaciones de Santiago dictó fallo de segunda instancia en el denominado caso Inverlink, estableciendo penas de hasta 4 años de presidio remitido para los responsables de revelar información privilegiada desde el Banco Central a la empresa Inverlink.

En un fallo unánime, la Sexta Sala del tribunal capitalino integrada por los ministros Carlos Cerda, Manuel Valderrama y la abogado integrante Andrea Muñoz, estimó condenar a la principal responsable del hecho Pamela Andrada, secretaria del ex presidente del instituto emisor, Carlos Massad, por su responsabilidad en el delito de cohecho, a más 600 días de cárcel como autora del delito de revelar información privilegiada.

Además se le obligó a devolver $26 millones de pesos.

Otro condenado es Enzo Bertinelli, ex gerente general de Inverlink, quien deberá purgar 800 días de cárcel por cohecho, más otros 600 días por revelar información privilegiada. Él deberá devolver al fisco $11.400.000.

Mientras que el dueño de la corredora de bolsa, Eduardo Monasterio fue sentenciado a 300 días por cohecho, más la devolución de $11.400.000.

El resto de los sentenciados son Pablo Schaffhauser por cohecho y Cristián Schultz y Juan Torres del Pino a penas de 541 días por destrucción de datos de un sistema informático.

En tanto la lista de absueltos por falta de participación es de Ignacio Wulf Hitschelf, Mónica Bahamondes Abarca, Carlos Berríos Mancilla, Carlos Rubilar Muñoz y Francisco Edwards Braun.

Esta es la segunda de las aristas del proceso denominado “Caso Inverlink”, el 17 de noviembre de 2010 la Segunda Sala de la Corte Suprema dictó sentencia condenatoria en la denominada arista tributaria de la causa.