EL PAÍS destapa las claves del último y más largo proceso de diálogo abierto nunca por un Gobierno con ETA, entre junio de 2006 y mayo de 2007. El presidente de los socialistas vascos, Jesús Eguiguren, uno de los principales representantes del Ejecutivo en las conversaciones con la banda terrorista —estuvo en el origen, en el desarrollo y en el final del proceso— cuenta lo ocurrido en el libro ETA, las claves de la paz (Editorial Aguilar) que ha elaborado junto a Luis Rodríguez Aizpeolea, periodista de EL PAÍS.

“Lo que yo diga va a misa. Podemos atentar donde queramos y como queramos. Si se rompe el proceso, esto va a ser Vietnam. Responderemos a las detenciones con un atentado en España”. Quien amenaza así es Francisco Javier López Peña, Thierry, jefe político de ETA. Le escucha Jesús Eguiguren, presidente de los socialistas vascos.

Es 11 de diciembre de 2006. Thierry y Eguiguren se sientan a comer frente a frente en un restaurante de Oslo (Noruega) muy próximo al hotel donde se han celebrado ya varias conversaciones entre el Gobierno y ETA que han conducido a un callejón sin salida; ambas partes se reprochan incumplimientos de compromisos pactados. Tras oír la diatriba del jefe de ETA, Eguiguren siente que el proceso de diálogo para el fin del terrorismo está a punto de naufragar. Solo 19 días después de aquella comida entre amenazas, ETA hace estallar un coche bomba en la terminal 4 del aeropuerto de Madrid-Barajas y mata a dos ciudadanos ecuatorianos: Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio.

Insistimos. No se pase de listo y pinche aquí para leer el reportaje completo en EL PAÍS.