Como un “irreverente” quedó el senador designado y presidente de Renovación Nacional, Carlos Larraín, se mandó flor de entrevista sobre en Osorno el fin de semana pasado. Instalado en el estudio de Radio Sago de Osorno, Larraín dijo tener antecedentes de la intencionalidad de los incendios ocurridos en La Araucanía, lamentando que el clima provoque que “las inversiones empiezan a irse a otras zonas o a otros países, inclusive, donde hay más tranquilidad y más seguridad”.

Aprovechando la oportunidad, el cuetionado timonel del partido del Presidente, dijo -sin arrugarse más de lo habitual- que tenía antepasados mapuche. “Sin deseo de hacer ninguna demagogia, yo creo que el ‘pueblo indígena’ como se llama en Chile, que por lo demás eran varios pueblos indígenas… los mapuche llegaron 40 años antes que los españoles, venían de Argentina, son argentinos los Mapuches… Bueno, nosotros somos todos mestizos. Yo soy mestizo. Tengo, pa’ atrás, unos parientes indígenas conocidos, ubicados”.

De esa forma, le prestó ropa a los “indígenas locales y dijo creer que “efectivamente, los que son de origen indígena, son gente pacífica y que no están pa’ nada con esta forma de abordar las cosas. Ahora, sí existen grupos que los aleonan que a veces tienen financiamiento extranjero. (…) Recuerdo muy bien que en algunas tomas se detectó gente que hablaba castellano con acento español, incluso algunos irlandeses que se relacionaban con el I.R.A.”, señaló.

Incluso llegó a decir que “Gadafi financió muchas de estas actividades”.

Y para terminar la entrevista, que también abordó otros temas de la zona, dijo que en materia indígena “hay mucho que hacer, pero ciertamente el camino no es andar con una caja de fósforos y un tarro de petróleo”. Tal cual.