El ministro de Obras Públicas, Laurence Golborne, señaló esta mañana que su cartera no puede hacerse cargo de las obras de mitigación que le corresponden a Costanera Center por edificar en ese punto de Santiago.

Según el ex rescatista minero, el MOP no tiene ninguna injerencia en la entrega de los permisos de apertura ni en el financiamiento de obras que deban implementarse en la Avenida Andrés Bello, como consecuencia del complejo de Cencosud que según las estimaciones de expertos puede dejar tremenda cagada en Sanhattan con los tacos.

Golborne, quien hoy presentó junto a la Cámara Chilena de la Construcción un acuerdo de seguridad laboral a contratistas de obras, dijo que es la Municipalidad de Providencia la encargada por el cumplimiento de esas medidas de mitigación, por las que viene peleando el empresario alemán desde el anuncio de su construcción.

Según Golborne, al MOP sólo le compete la posibilidad de declarar la Avenida como camino público y a la empresa, en la cual él fue Ejecutivo durante nueve años, la construcción de un túnel en el sector y la ampliación de calles, además de otras mitigaciones urbanas para el ya congestionado sector.

“Estamos abiertos a conversar, pero bajo la premisa de que no puede hacerse cargo el fisco como erario nacional para subsidiar la responsabilidad de un tercero”, dijo el Ministro en Radio Biobío.