La UNE, la izquierda revolucionaria que toma ventaja en la Confech

Cuanda falta poco más de un mes del primer Confech del año académico 2012, a realizarse en Valparaíso a mediados de marzo, aún no está claro quien preponderará al interior de la cónclave universitario el año en que se esperan una reofensiva por las demandas educacionales. Sin embargo, hay un grupo que está sacando ventaja y aspira a convertirse en uno de los peces gordos en el nuevo mapa Confech.

Agrupando varios colectivos de izquierda a nivel nacional y coordinados con otros actores sociales, la Unión Nacional del Estudiantes (UNE) realizó este fin de semana su sexto encuentro, en Santiago, aspirando a ser protagonista del movimiento estudiantil el 2012 y sumar mayor representatividad en la mesa ejecutiva de la Confech.

Con seis federaciones ya ganadas y un par más que esperan sumar en marzo, la organización planea estructurar un bloque más maduro que el tildado “ultra” del 2011. Tienen detrás a algunos de los rostros “alternativos” del 2011 como Sebastián Farfán, David Urrea y Eric Coyoman, con un trabajo en conjunto con organizaciones sociales y sindicatos con los que busca darle un nuevo aire y renovación de figuras a los autodenominados “Sinfech”.

“La idea es una organización con trabajo consolidado en cada uno de los espacios locales y a la par de eso un trabajo a nivel nacional que una a los grupos de izquierda con tendencia revolucionaria y sea parte de la propuesta de soluciones y no un grupo reaccionario al gobierno, como esperan ellos”, dice Recaredo Gálvez, presidente de la Federación de Estudiantes de la U. de Concepción y miembro de la UNE.

“Los nuevos ultras”

Haciendo agua de las últimas intervenciones el año pasado y quedando relegados a un segundo plano tras la figuración de Vallejo, Giorgio Jackson y Camilo Ballesteros, los dirigentes de la izquierda más revolucionaria entre los universitarios apuestan por un trabajo sólido y un debate con propuesta en mano frente a los autónomos, el PC, la Concertación y los sectores más moderados.

Según Gálvez, quien el año pasado fue encarcelado y golpeado por Carabineros mientras participaba en una marcha en apoyo a los pobladores de Dichato, la idea es ir en camino a generar un bloque social y articular una propuesta tan válida como las otras al interior de los representantes estudiantiles.

“Nosotros no nos consideramos ‘ultra’. Tenemos una tendencia revolucionaria, pero con planificiación y propuestas. No es negación de otros proyectos políticos. Eso nos saca de ser tildado así o anti PC y anti todo. Queremos generar una visión más alternativa, con madurez para enfrentar lo que corresponde este año”, dice Recaredo, quien además no esconde su intención de pasar a integrar la mesa ejecutiva de la confederación.

Según otros integrantes de la Confech, la opción de la UNE se ve más sólida y con más apoyo que las demás al interior de la agrupación, a la espera que se definan las federaciones que faltan. Todos destacan el respaldo en regiones y prevén un debate importante al interior de las reuniones con este bloque.

Por el momento, el trabajo de la UNE ya tiene un buen respaldo de la Quinta y Octava Región. Ahí destacan junto a Recaredo el papel de Marjorie Cuello, en la Universidad de Valparaíso, y el de Alexis González en la Federico Santa María.

“A la espera de que termine de armarse la nueva mesa ejecutiva, el UNE parece tener una articulación mayor y un trabajo más constante que el año pasado. Y sin ser del gusto de todos, se reconoce las ganas de trabajar y llegar con propuestas claras bajo el brazo”, agrega otro dirigente.

Los Autónomos, el PC y la Concerta

Excluyendo a algunas federaciones que tienen cierta afinidad con la UNE, pero no una adhesión completa (como la FEUL y la Femae, entre otras), el nuevo panorama de la Confech terminaría de ajustarse en abril próximo.

Sin embargo, ya se configura una especie de bloque moderado que incluiría a las federaciones de la Concertación (Utem, Usach) más los representantes del PC y en teoría algunos descolgados – como la FEUC de Noam Titelman.

A la par, el espacio que tenga Gabriel Boric en el nuevo esquema tampoco es un tema menor. El presidente de la Fech promete trabajo sin pisarse la cola con Camila Vallejo, su vicepresidenta, aunque ya presentó una propuesta para reforma tributaria la semana pasada y tiene en el horizonte un papel protagónico en el acto de abril próximo donde se dará inicio a las actividades masivas pro recuperación de la educación pública.

Comentarios