Contraloría ordena sacar a ex miembro de Comisión de Acreditación que se fue al mes a una agencia acreditadora


Foto: www.cooperativa.cl

En un dictamen emanado el 27 de enero pasado, la Contraloría General de la República le ordenó a la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) declarar la incompatibilidad de la ex secretaria ejecutiva de ese organismo, Andrea Aedo Inostroza, quien a menos de un mes de dejar su cargo pasó a ser secretaria ejecutiva de la Agencia Acreditadora en Ciencias de la Salud, Aacs, una de las ocho agencias autorizadas para ello.

El dictamen responde a la petición del actual secretario ejecutivo de la CNA, Patricio Basso, quien le preguntó al ente contralor si era aplicable tal incompatibilidad -establecida en el inciso final del artículo 56, de la Ley Orgánica Constitucional del Estado (n° 18.575)-, que dice que tanto ex autoridades como ex funcionarios de una institución fiscalizadora que impliquen una relación laboral con entidades del sector privado sujetas a la fiscalización de ese organismo no podrán desempeñarse en ellos hasta seis meses después de haber expirado en sus funciones.

En la consulta realizada por Basso a Contraloría, el actual secretario ejecutivo de la Comisión entrega un informe donde explica que, según él, esa incompatibilidad no es aplicable a personeros de ese organismo porque la CNA “no se encuentra incluido como institución fiscalizadora en el decreto ley N° 3.551, de 1980, ni su ley orgánica tampoco le entrega dicho carácter”.

Sin embargo, la entidad dirigida por Ramiro Mendoza se pasa por el aro el informe de Basso y dice que no es relevante no ser una entidad fiscalizadora porque la CNA “está dotado de potestades autorizatorias, normativas, de supervisión y sancionatorias en relación con las agencias de acreditación de carreras de pregrado y programas de magíster y especialidades en el área de la salud”, como es en este caso.

Por el momento, Aedo seguiría ligada a la agencia acreditadora ya que en la información de su página web permanece como secretaria ejecutiva de la empresa, aunque sólo diciendo que es socióloga y sin foto. Consultada por The Clinic Online la Agencia Acreditadora en Ciencias de la Salud no dio ninguna respuesta ya que se encuentran todos sus funcionarios de vacaciones.

Nada nuevo

El dictamen toma especial relevancia después de un año muy agitado sobre este tema, donde la calidad de la educación superior otorgada por la CNA a Universidades, Institutos Profesionales y Centros de Formación Técnica ha sido uno de los blancos más criticados por el movimiento estudiantil y expertos en la materia.

De hecho, para la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, Fech, la CNA es la máxima instancia de resguardo de la calidad de la educación superior, lo cual supone imparcialidad, transparencia y resistencia férrea a las presiones y al lobby.

Para el actual presidente de la Fech, Gabriel Boric, este hecho no es nuevo y demuestra lo vulnerable y mal construido del sistema de acreditación de la educación superior en Chile, dando cuenta del conflicto de intereses que se genera al respecto.

“Este es un problema grave que no debe solucionarse con un parche a la medida si no que con un cambio estructural del sistema de acreditación que hoy no pone el acento en la calidad de la educación que los estudiantes necesitan y las instituciones deben cumplir”, dice.

La crítica hacia la actual dirección de la CNA se suman a las de junio pasado, cuando la Fech públicamente se pronunció en contra del nombramiento de Patricio Basso, ex vicerrector económico de la Universidad de Chile durante el rectorado de Jaime Lavados, administración a la que le achacan el desmantelamiento de la Editorial Universitaria y la “utilización inconsulta y encubierta de los recursos de la Fundación Puelma de la Facultad de Medicina, situación fue acreditada en su momento por la Contraloría General de la República que derivó en el desfinanciamiento de la Fundación para perjuicio de la investigación científica nacional”.

Comentarios