Fuente ABC

Una abuela de la localidad de Borja en España quiso restaurar una pintura de una iglesia pero sus buenas intenciones hicieron que la obra quedara pa la escoba. En el programa de ABC Radio “Queremos Hablar el concejal de cultura de Borja, Juan María Ojeda, explicó el asunto.

“Una vecina muy bien intencionada decidió, por su cuenta y riesgo, restaurar el fresco que, en realidad, estaba en mal estado fruto de la humedad del templo”, dijo.

La autoridad agregó que la anciana entró a la iglesia con su brocha y comenzó con la restauración.

La obra, que pertenece a Elías García Martínez y que es de principios de siglo XX decoraba una de las murallas de la iglesia del Santurario de la Misericordia en Borja.

Ahora, según informaron, tiene que arreglarlo.