Subsecretario Ubilla paraliza nueva licitación por US$ 8 millones preparada por el equipo del ex fiscal Peña

Tras los reportajes de CIPER Chile sobre irregularidades en las compras del Plan Frontera Norte, el subsecretario del Interior resolvió suspender una nueva licitación multimillonaria. Rodrigo Ubilla dice que el equipo encargado de este concurso inicialmente estimó que el gasto sería de US$ 4 millones, pero que después intentó aumentar el presupuesto al doble. Asegura que no le supieron explicar por qué debía duplicarse el monto. CIPER detectó que se han adquirido equipos antidrogas con evidente sobreprecio desde 2006. Surgen nuevos antecedentes de que hubo “filtraciones” en la reciente licitación de densímetros y fibroscopios.

Reportaje de Gustavo Villarubia para Ciper Chile

El subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, dice que antes de que se publicaran los reportajes de CIPER sobre irregularidades en las compras de densímetros y fibroscopios del Plan Frontera Norte, ya le había “hecho ruido” otra adquisición multimillonaria que preparaba el equipo que dirigía el ex fiscal Alejandro Peña y que coordinaba Felipe Baeza. Ubilla recibió a CIPER en su oficina de La Moneda y recordó que, semanas atrás, Baeza le comunicó que “había que mandar por segunda vez a la Contraloría a revisar las bases que se estaban haciendo de una licitación, ya que el presupuesto asignado era muy menor al que habría que asignarle”. No era una licitación cualquiera. Era la compra de las “cámaras termales”, equipos de última generación para detectar contrabando de droga. La operación, dice Ubilla, consideraba inicialmente un gasto de US$4 millones, pero Baeza le comunicó que la compra en realidad requería US$8 millones.

La versión de Ubilla indica que dejó pasar unos días y que luego reunió a todo el equipo que participaba en esa licitación para que le explicaran porqué se habían equivocado tanto en los cálculos. Su preocupación era comprensible: el presupuesto del Plan Frontera Norte -programa dirigido por Peña y bajo el cual se haría la adquisición- sumaba un total de $10 mil millones para 2012 y sólo en esta licitación se gastarían cerca de $4.500 millones, según los nuevos cálculos del equipo de Baeza.

En la licitación de las “cámaras termales” se adquirirían cámaras de vigilancia móviles y estáticas, además de visores nocturnos, adaptados para operar en las adversas condiciones de la frontera con Perú y Bolivia.

Ubilla dice que en la reunión que sostuvo con el equipo que preparaba el concurso, se le explicó que “había una equivocación del modelo que se había plasmado en lo que serían las bases de la licitación y que el modelo que se debía licitar valía más del doble. Por esta razón se debía aumentar los montos designados”.

-En esa reunión hice tres preguntas. Dos de ellas no me supieron responder. Así que terminé ahí mismo la reunión y les dije: “Miren, estamos hablando de una licitación de US$ 8 millones, cuando tengan todas las respuestas nos volvemos a juntar, antes no” -cuenta Ubilla.

No hubo una nueva reunión. Felipe Baeza viajó a Finlandia, en comisión de servicio, y luego se tomó vacaciones en España. Regresó sólo para presentar su renuncia ante el mismo Ubilla este lunes 8 de octubre. Una semana antes, el martes 2, CIPER publicó un reportaje en el que acreditó que otras compras hechas para el Plan Frontera Norte y que suman $4.104 millones han enfrentado problemas. Entre esas adquisiciones figuran 52 densímetros (un escáner portátil) que fueron adquiridos en $19,6 millones cada uno, a pesar de que su fabricante los vende en Estados Unidos a sólo $4,3 millones.

Aunque la Subsecretaría del Interior, a través de un comunicado firmado por Felipe Baeza, inicialmente calificó de “infundada” la investigación periodística, un segundo reportaje de CIPER aportó documentos que prueban que la compra se hizo con un exagerado sobreprecio y que a la empresa beneficiada con la licitación se le entregaron datos reservados. Frente a la evidencia, Ubilla denunció los hechos al Ministerio Público el viernes 5 y la subsecretaría interpuso una querella este martes 9.

Fruto de las investigaciones de CIPER, el ex fiscal Peña y su subordinado Baeza presentaron sus renuncias. Ubilla, en tanto, cortó por lo sano y paralizó la multimillonaria licitación de las “cámaras termales”. Lo hizo, dijo a CIPER, porque se trata de un concurso cuyas bases fueron preparadas por el mismo equipo cuestionado e investigado por su presunta responsabilidad en la compra con sobreprecio de los densímetros:

-Dado que el equipo técnico, el equipo del área de proyectos de esta subsecretaría, que participó en la licitación que suspendí, que es la de los densímetros, es el mismo que participó en el diseño de las bases de (la licitación de) las cámaras térmicas, ello me llevó a declarar desierta esa licitación. Lo que se hará hoy o mañana. No sé si la palabra técnica, jurídica, es “desierta”. Eso lo están viendo los abogados. Pero yo quiero cerrar ese capítulo.

Ubilla señaló a CIPER que a más tardar este miércoles 10 de octubre se difundirá en el portal de Mercado Público (Chile Compra) la información acerca de la suspensión de la licitación de las “cámaras termales”.

Lee el reportaje completo de Ciper

The Clinic Newsletter
Comentarios