Los hermanos Yorke
Ser el hermano menor no siempre es fácil. Menos debe serlo cuando tu hermano se dedica a lo mismo que tú y lo hace mucho mejor. Sino, pregúntenle a Andy Yorke, el hermano menor de Thom Yorke, vocalista de Radiohead. Andy formó una banda en 1993 llamada Unbelievable Truth, año en que Radiohead sacaba su primer disco. Su banda sólo tendría dos discos antes de separarse el 2000. Andy nunca pudo despegar en la industria de la música. Su carrera ha sido de bajo perfil, demasiado comparada a la de su hermano, quien hizo religión a partir de la música melancólica. Además, el parecido de sus voces hace que lo de Andy parezca como los demos perdidos de Radiohead.

Aquí una canción del álbum solista de Andy, “Simple” (2008)

Hermanos Zaldívar
Mientras el Chico Zaldívar está en la política desde que existe la república, su hermano Adolfo abandonó la DC para irse a hacer patria con el Partido Regionalista Independiente, que hoy por hoy se está quedando sin adherentes. Recientemente, Andrés votó a favor de la ley de pesca, asegurándose 20 años de explotación de los recursos marinos. Por esto, y porque el carácter díscolo de Adolfo se perdió en una alternativa que hoy no tiene gente, Andrés queda como el exitoso de la familia.

Hermanos Copano

Foto revelacioneschucaras.com

Es difícil determinar cuál de los hermanos Copano le gana al otro. Durante mucho tiempo, sus carreras avanzaron a la par en proyectos como El comentario Teen del desaparecido programa El Interruptor de Vía X, Canal Copano, El Hormiguero y otros. Pero al fin terminaron por diferenciarse. Mientras Nicolás trata de ser un comunicador serio pero irreverente en Demasiado Tarde, prestándose para cuanto evento haya que animar (incluso, y extrañamente, animó un streaming donde la lista de la JJ.CC a la Fech se presentaba), Fabrizio se ha tirado para el stand-up comedy, aunque también animando un late show. En esta ocasión, le daremos el premio del hermano exitoso a Fabrizio, por aparecer en la señal abierta y hablar menos como argentino que Nicolás. Felicitaciones.

Hermanas Bolocco
Para cuando Diana Bolocco apareció en la televisión chilena, su hermana Cecilia ya lo había hecho todo. Ya había animado programas de tele, leído noticias, había sido villana en una teleserie mexicana. Ya había animado el Festival de Viña del Mar y había colectivizado su vagina en el memorable bolocazo el año 2000. Incluso Cecilia ya se había casado y divorciado de un corrupto latinoamericano de los ‘90, Carlos Menen, envolviéndose cual Evita del siglo XXI en la bandera argentina.

Cuando Diana llegó a la tele, ya no había mucho que hacer. La periodista de la PUC partió en Canal 13, haciendo el backstage de “Locos por el Baile” el 2006. Desde ahí ha forjado una carrera inflada como animadora, siempre a la sombra de Cecilia. Incluso las hermanas se enfrentaron en comerciales de tránsito lento, cada una tratando de vender la mejor opción para hacer caca rápido.

Aquí la primera aparición de Diana en televisión,

Hermanas Spears
Cuando a fines de los ‘90 Britney Spears salió a la fama, causó sensación mundial como el nuevo fenómeno del pop juvenil. Todas las adolescentes querían ser como ella y Britney lo sabía. Por eso cantaba canciones lindis buena ondi y se jactaba de que aunque se llenara de fama y gloria, ella seguía siendo una virginal influencia para las jovencitas. Después empezó a salir con Justin Timberlake, terminaron, Justin dijo que ella se había acostado con él y quedó la cagá y Britney se volvió loca. Se rapó, se drogó, se casó, se divorció, se casó, se divorció. Pero hasta cuando hacía cagás lo hacía de forma bacán. Después hizo un regreso en gloria y majestad y se reinventó.

Su hermana chica, Jamie Lynn intentó seguir sus pasos pero no le resultó. Partió en Todo Eso de Nickelodeon, sacó un par de canciones y luego protagonizó la serie Zoey 101. Pero antes de poder cantar victoria, la tierna jovencita quedó embarazada a los 16 y todo el mundo se escandalizó. Pero bueno, siempre puede echarle la culpa a la influencia de Britney.

Los hermanos Valdivia
Jorge Valdivia, antes del bautizo y borrachera tras borrachera, era idolatrado por ser un bacán del fútbol. La rompió en Colo Colo con Matías Fernández y en Palmeiras en 2008. Después la plata lo convenció y partió a los Emiratos Árabes.
Su hermano Claudio igual lo intentó en el fútbol, pero con resultados claramente diferentes. Mientras su hermano jugaba en el Palmeiras, él sólo llegó al Palmeiras B.

Como no le resultó, se fue derechito al mundo de los realies y entró a Año 0 donde se comía a la Tanza Varela. Al final igual la hizo porque acortó camino con el Mago que al final también hace más noticia por las llamadas de su esposa y sus amantes que por la pelota.

La familia Coppola
En la familia Coppola, está claro que hay sólo un talento por generación. Ya lo sabe August Coppola, hermano de Francis Ford Coppola. En su juventud, todo parecía indicar que sería August el hijo elegido. Entró a estudiar en UCLA y obtuvo su título con una brillante tesis sobre Hemingway. Hizo un doctorado y enseñó literatura en la Universidad Estatal de California. Pero antes de que alcanzara a darse cuenta, su hermano menor, Francis, terminó sus estudios de Artes Dramáticas y se embarcó en el mundo cinematográfico.

Mientras Francis se destacó por éxitos como El Padrino (I,II y III) y Drácula, y ganó cuatro premios Oscar; August pasaba piola sin pena ni gloria como ejecutivo del estudio American Zoetrope fundado por su hermano, donde colaboró con el resurgimiento de la película Napoleón de Abel Gance.

No sólo nunca logró el éxito en el mundo del cine, sino que, mientras que su hermano Francis tuvo como hija a la talentosa directora Sofia Coppola, él engendró a Nicolas Cage.

BONUS TRACK

Más Coppola

No debe ser fácil ser hijo de la leyenda del cine, Francis Ford Coppola. Menos debe serlo cuando empiezas a crecer y te das cuenta que tu hermana menor la está llevando. Eso le pasó a Roman Coppola, hermano de Sofia Coppola.

Mientras Sofia la rompía con Las Vírgenes Suicidas, Perdidos en Tokio y María Anotnieta, los intentos de Roman han sido más bien tímidos. Aunque ha participado en proyectos con Wes Anderson y CQ se exhibió en Cannes el 2001, nunca ha logrado alcanzar el éxito de su hermana que ya acumula un Oscar y tres Globos de Oro.