La empresa Cencosud deberá pagar 25 millones de dólares en impuestos al fisco, luego que la Corte Suprema fallara el pasado 26 de mayo que el aumento unilateral en los gastos de administración de la tarjeta Jumbo y ordenara devolver a 608 mil consumidores todo lo cobrado ilegalmente. Así lo aseguró una fuente del Servicio de Impuestos Internos (SII) a The Clinic Online.

Hay que recordar que el Sernac estableció en 70 millones de dólares la cifra que deberá desembolsar la firma del retail para cumplir el fallo del máximo tribunal, los que no pueden ser imputaddos al ítem gastos de la declaración ante el organismo fiscal.

De esa suma, el SII determina el pago del 35 % en favor de las arcas del Estado, tal como ha sostenido en una serie de oficios y resoluciones en contra de empresas eléctricas que fueron condenadas a a devolver a los usuarios un monto determinado -por ejemplo- por cortes de luz o falta de servicio. El último de ellos fue dictado por el titular del organismo, Julio Pereira -Nº 490- el 12 de marzo pasado, al que tuvo acceso este diario.

La resolución de la Corte Suprema no sólo tuvo efectos para Cencosud, sino también para el ex gerente general, Laurence Golborne, bajo cuya administración se realizó esta práctica ilegal que le permitió a la firma embolsarse varios millones de dólares y al ex candidato presidencial de la UDI, suculentos bonos.

A la decisión judicial, se sumó también la revelación de la sociedad Sunford Management Corp. que Golborne creó en la banca off shore de las Islas Vírgenes Británicas, que opera como un espejo de Kos inscrita en Chile.

Tal como informó ayer este pasquín digital, el SII resolvió investigar el comportamiento de Golborne sus sociedades, luego de una denuncia presentada por los diputados DC, Gabriel Ascencio y Gabriel Silber, la semana pasada. Sumado a lo anterior, también indagará al desfenestrado presidenciable gremialista por un crédito de más de 4000 millones de pesos que a través de su sociedad Dakota Spa le otorgó a la firma Alsacia, una de las principales operadoras del Transantiago, cuando fungía como director de la misma.

El fallo de la Suprema no sólo sienta un precedente en materia del Ley del Consumidor, sino además la señal jurídica para las empresas del retail, es decir, si otra firma del sector es condenada a indemnizar por el mismo concepto, se vería en serios problemas con el SII. De allí que Falabella haya optado por revocar el aumento en los costos de administración de su tarjeta, dijo un tributarista que asesora a la multitienda.

Abogados dedicados área impositiva de las consultoras Price Waterhouse y Deloitte Touch, indicaron que otras empresas del rubro han hecho las consultas respectivas después del supremazo y que las recomendaciones van en la misma línea adoptada por Falabella.