El precandidato presidencial Marco Enríquez-Ominami (PRO) que fue proclamado este sábado por el consejo general del partido Liberal (PL), representado por su presidente Vlado Mirosevic, hizo un llamado a todos los chilenos a no creerle a la derecha ni a la Concertación, argumentando que les van a meter “fruta podrida en el canasto”.

Un hotel de Providencia, escogió el consejo general del PL, con su directiva nacional y regional para proclamar a Marco Enríquez-Ominami como el presidenciable de la colectividad. Con discursos que desechaban a la derecha y a la izquierda como una opción política válida para estos tiempos y recordando a próceres de las ideas liberales del siglo XIX se dio por iniciada esta alianza política entre los partidos Liberal y Progresista.

“El síndrome del balcón afecta duramente al comando de Bachelet, a no equivocarse esta es una elección donde hay que trabajar, la elección está muy abierta (…) Si usted va a la feria y va donde su casero y su casero le miente, ¿usted va a comprar? Si va donde su casero en la feria y tiene unos hijos que le llenan de fruta podrida al canasto, ¿usted compra allí mismo? Yo no, esa es la derecha y la concertación. Yo invito a los chilenos a no ir a comprar donde el mismo casero porque les va a mentir o les va a meter fruta podrida”, afirmó el precandidato del PRO.

Marco Enríquez-Ominami sostuvo que “lo que tiene hoy día a Chile en la desigualdad no es la economía es el poder. El poder de las grandes empresas que bloquean la competencia, es el poder del parlamento de hacerse leyes para si mismos (…) y hoy día lo que queremos decir es que cómo se trata del poder, tenemos que construir una fuerza liberal progresista independiente con todas las fuerzas de la izquierda, del centro y también por qué no, con los decepcionados de Piñera”.

En tanto Mirosevic recalcó que “se destaca su consecuencia, su mirada de futuro, la defensa de una agenda liberal que considera matrimonio igualitario, despenalización de la cannabis, derechos reproductivos de la mujer entre otros, porque cree en la igualdad y responsabilidad, por su valentía y su crítica al duopolio, por su real compromiso de una política descentralizadora, por eso y por mucho más el consejo general y el partido Liberal en su conjunto proclama como su candidato presidencial a Marco Enríquez-Ominami”.

Por último, junto con llamar a construir una nueva fuerza liberal progresista, el aspirante a La Moneda, aprovechó de recordar a su padre Miguel Enríquez, diciendo que forma parte de la fuerza de los hombres libertarios que ha tenido Chile.