AFEP rechaza solicitud de ‘trato humanitario’ a violadores de DDHH de general Fuente-Alba

La Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP) expresó su rechazo categórico a las declaraciones del Comandante en Jefe del Ejército, general Juan Miguel Fuente-Alba, quien solicitó trato humanitario a violadores de Derechos Humanos condenados por los crímenes cometidos durante la dictadura de Augusto Pinochet. Además emplazaron a Sebastián Piñera para que se “exprese si está de acuerdo con dichas declaraciones o si las rechaza”.



La Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP) expresó su rechazo categórico a las declaraciones del Comandante en Jefe del Ejército, general Juan Miguel Fuente-Alba, quien solicitó trato humanitario a violadores de Derechos Humanos condenados por los crímenes cometidos durante la dictadura de Augusto Pinochet.

“Los argumentos esgrimidos por el militar, ameritan que el Presidente de la República Sebastián Piñera se pronuncie a la brevedad. La AFEP emplaza al Presidente a que exprese si está de acuerdo con dichas declaraciones o si las rechaza. Como la máxima autoridad ante las Fuerzas Armadas, tiene la obligación de pronunciarse, debe explicar al país su posición ante el emplazamiento que hace el Comandante en Jefe del Ejército pasando por sobre la actuación del Poder Judicial”, expresó la AFEP en una declaración pública difundida esta jornada.

Esto, luego que en entrevista con El Mercurio el general expresara que “lo único que nos apena es la situación, que atraviesan algunas persona que, habiendo pertenecido a las filas del Ejército y que hoy tienen avanzada edad o situaciones médicas complejas, uno podría darles una mirada en términos humanitarios, ya que viven tanto en lo personal como en lo familiar, situaciones muy complicadas. Sí, efectivamente nos entristece ver que todavía esas personas, permanecen ancladas a una situación de hace 40 años”.

Según la AFEP, “la institucionalidad que consagra la impunidad permite que Fuente-Alba pueda deliberar sobre cuestiones políticas, que Oscar Izurieta ejerza como subsecretario de Defensa o Juan Emilio Cheyre sea director del Servel; una verdadera inmoralidad de Estado que posibilita la presencia en cargos públicos relevantes de oficiales del Ejército copartícipes, cómplices o encubridores en crímenes”.

Respecto de las declaraciones del Comandante en Jefe, AFEP manifiesta que “las palabras de Fuente-Alba nuevamente ofenden la memoria de las víctimas, sus familiares y de la sociedad. Cuando dice que su institución mira al futuro, omite que están mirando sobre más de 3000 hombres, mujeres y niños asesinados por las Fuerzas Armadas y de Orden. Resultaría criminal la posible libertad de quienes violaron los Derechos Humanos en dictadura. El Ejército no está reconciliado con su pueblo del cual fue su peor verdugo. La reconciliación solo será posible cuando las instituciones de la Defensa Nacional entreguen toda la verdad de sus crímenes al país, cosa que hasta ahora no han hecho, mientras las victimas del terrorismo de estado aún esperan que se les haga justicia”, afirman.

Finalmente la organización exige “la renuncia del Comandante en Jefe del Ejército y llama a estar alerta ante la postura que toma hoy esa institución respecto a su responsabilidad en el pasado reciente, precisamente cuando se cumplen 40 años del inicio de los horrores que cometió e intenta que se libere a los uniformados que derramaron la sangre del pueblo”.

The Clinic Newsletter
Comentarios