El Presidente de la República, Sebastián Piñera, comentó esta mañana en Copiapó la serie de conflictos que han protagonizado los partidos de la Alianza en su accidentada carrera presidencial. El Mandatario aseveró en la región de Atacama que “el gran damnificado con todos estos conflictos ha sido el Gobierno”, según declaraciones recogidas por radio Bío-Bío.

“Me alegro mucho que después de una semana muy confusa, para olvidar, finalmente está empezando a primar la cordura y está primando la unidad y la generosidad dentro de la Alianza, porque yo creo que hay que enfrentar esta elección con un candidato de unidad”, valoró Piñera.

“No estamos para dividirnos en dos candidaturas, eso es lo que siempre hemos planteado como gobierno y le hemos dicho a los partidos: busquen la unidad, son ustedes los responsables de buscar esos mecanismos de unidad, pero no se queden atrapados en sus conflictos y peleas internas, porque la gente quiere unidad y los partidos tienen que ser capaces de pensar en Chile y no sólo en sus legítimos intereses particulares”, agregó.

El Presidente destacó que el Gobierno ha debido “prestar” siete ministros debido a los problemas que ha tenido el sector para nominar a su candidato a La Moneda. “El gran damnificado con todos estos conflictos ha sido el Gobierno. El Gobierno ha tenido que prestar, en el buen sentido de la palabra, poner a disposición de los partidos siete ministros para enfrentar el desafío presidencial. Primero fueron Golborne y Allamand y la ministra Parot. Después se fueron Cruz-Coke y Lavín, después se fue Pablo Longueira, y ahora la ex ministra Matthei”, dijo.

Por último, la autoridad reiteró sus loas a Evelyn Matthei, quien ahora es la carta unitaria del oficialismo. “Yo siempre he dicho que Evelyn Matthei es una muy buena candidata”, señaló, aunque advirtió que “Andrés Allamand también lo era”.