Chile condenó hoy el posible uso de armas químicas en el conflicto que vive Siria desde hace más de dos años, que ha dejado más de 100.000 muertos, y afirmó que, en caso de confirmarse, la respuesta de la comunidad internacional debe darse a través del Consejo de Seguridad de la ONU.

De comprobarse la veracidad de las acusaciones contra el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, quien debe operar es el Consejo de Seguridad de la ONU “porque es la propia comunidad internacional, la que le ha dado el poder para tomar este tipo de decisiones”, afirmó el canciller chileno, Alfredo Moreno, tras un encuentro en Santiago con representantes del mercado de valores.

“Los ataques de armas de destrucción masiva, como las armas químicas, que se ocupan contra personas civiles e indefensas, son algo que la humanidad no puede aceptar y que constituyen un crimen de lesa humanidad”, señaló el ministro.

En declaraciones al Canal 13 de televisión, Moreno ya había subrayado en la mañana que el de Siria “es un conflicto que hay que terminar”.

El jefe de la diplomacia chilena declinó esta tarde referirse a eventuales acciones por parte del Gobierno chileno y llamó a esperar el resultado de los informes en los que trabaja Naciones Unidas.

El Gobierno de EE.UU. sostiene que el régimen de Al Asad ha usado armas químicas contra la población civil y el sábado pasado el presidente, Barack Obama, anunció que pedirá autorización del Congreso estadounidense para una respuesta militar.

“Creo que la comunidad debe actuar y debe hacerlo a través de los canales establecidos”, agregó Moreno.

Además, el ministro de Relaciones Exteriores confirmó el traslado de otros cuatro de sus compatriotas desde Siria, que se suman a 41 repatriados y a 29 chilenos que se desplazaron al Líbano, desde que empezó el conflicto en 2011.

La preocupación del Gobierno se centra ahora en los chilenos que han decidido mantenerse en Siria y aquellos que continúan en el Líbano.

El ministro señaló que el Gobierno está “preocupado de todas las necesidades que ellos tengan” y quieren “colaborar en este momento tan difícil como el que están viviendo”.

Por último, Moreno señaló que Chile condena lo que sucede en Siria y que si Naciones Unidas ratifica el uso de armas químicas, la comunidad internacional debería reaccionar de inmediato.

“Llevamos más de cien mil muertos y millones de personas desplazadas, esto es algo que debemos tratar de detener lo más rápido posible”, enfatizó.