La banca chilena se metió al bolsillo la friolera de 981.583 millones de pesos durante los primeros 7 meses de este año, indica el último informe de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras.

Las ganancias aumentaron en un 8,3% interanualmente, mientras que en junio, la utilidad de los banqueros creció 22,4% con respecto a junio.

El buen resultado del sector se explica, según señala el informe que recoge La Segunda, “por un aumento del margen de intereses, los cuales son mitigados por un mayor gasto en provisiones por riesgo de crédito y un menor resultado de operaciones financieras”.

Los márgenes de intereses subieron en un 7,9% entre enero y julio, y sólo en ese último mes aumentaron en un 29,7%.

La institución que más plata ganó fue el Banco de Chile, -el segundo más grande del país-, encabezando la lista al embolsarse 293.547 millones de pesos.