Este sábado 7 de septiembre, a las 11 horas, la municipalidad de Independencia inaugurará un memorial para recordar a las personas torturadas durante la dictadura en el ex cuartel Borgoño, en el sitio donde se encontraba ese cuartel de detención.

Borgoño fue uno de los 221 centros de detención y tortura de Santiago, que funcionó entre los años 1977 y 1989. Las primeras denuncias sobre lo que ahí ocurría fueron realizadas por el Movimiento contra la tortura Sebastián Acevedo, encabezado por el cura José Aldunate.

En el centro participaron varios agentes de la dictadura como el General Hugo Salas Wenzel y el mayor Álvaro Corbalán Castilla, entre otros. En 1997 el edificio que operó como centro de tortura fue demolido y con ello desaparece también su numeración original: 1470, siendo reemplazada por 1204.