¿Dónde te pilló el terremoto? 6 preguntas clásicas para romper el hielo en una conversación en Chile

Según el fallecido cineasta Raúl Ruiz, lo más exquisito de Chile es su lenguaje, esa capacidad inigualable de hablar con gracia, picardía y humor. Ese talento extraordinario para conversar de nada, reír, llorar y volver a atacar con una retórica admirable. Hoy en The Clinic OnLine reunimos seis preguntas sobre eventos cruciales de nuestra historia contemporánea que no fallan a la hora de romper el hielo en una tertulia chilena. Apréndetelas, anótalas y olvídate para siempre de hablar del tiempo.

1-¿Qué estabas haciendo cuando murió Camiroaga?

Tristeza y pesar. Cuando el carrete se pone alegre y profundo, tipo “saudade”, llega la pregunta que a todos nos para los pelos y nos hace pensar en que es tan corto el amor y tan largo el olvido. ¿Qué estabas haciendo cuando murió Felipe Camiroaga, el halcón eterno? Es la interrogante que nos llega directo al corazón y nos remonta a esa hermosa tarde de un 2 de septiembre de 2011, en la que brillaba un sol tibio que se fue escondiendo con la misma velocidad con que se reproducían las malas nuevas. “¡Se cayó el avión donde viajaba Camiroaga WEÓN!”. El yerno de Chile había muerto y las señoras de la Patria comenzaban a llorar, sin parar, conmocionadas por los versos de Gonzalo Rojas:

“Del aire soy, del aire, como todo mortal,
del gran vuelo terrible y estoy aquí de paso a las estrellas”.

Análisis: Cuando en una junta equis se hace esta pregunta se logra un momento de intimidad y buena onda; todos comienzan a recordar momentos chistosos del galán y se deriva a tópicos nuevos como “¿qué les parece que se escriban libros sobre su vida?”. Excelente estrategia para entrar en un grupo cerrado.

Hit para llorar:

2- ¿Dónde te pilló el terremoto?

Como Chile es el país de la constante tragedia, el fatalismo y la certeza de que algo malo va a pasar, no puede estar fuera de las dinámicas típicas de corta-hielo la consulta de rigor respecto a qué hacíamos cuando se desató el séptimo cataclismo más brígido de la historia mundial, el del 27 de febrero de 2010. La respuesta es variada, pero la mayoría contesta que estaba en tal o cual carrete, en esta u otra disco y que el copete en la sangre impidió un pavor mayor. Bacán los nerds y señoras que dicen que estaban acostadas. aw.

Análisis: Es lejos la pregunta de mayor efectividad para hacerte amigos en cualquier parte del mundo donde hayan chilenos. Cero por ciento de margen de error. Podrán llegar a acuerdos ricos y pobres, fachos y comunistas; y fanáticos de las teleseries noventeras del 13 con los del 7 (archirrivalidad de vida o muerte).

3- ¿Qué hiciste cuando murió Pinochet?

Como todo es política, no falta la pregunta que más que unir, a veces puede generar una batralla campal en lo verbal, cuando no golpes. ¿Qué hiciste cuando murió Pinochet? Es una pregunta insidiosa generalmente proveniente desde el mundo de la izquierda y que apunta a comprobar si celebraste o no celebraste. Como hoy alabar la dictadura es cosa del pasado, la mayoría dice que festejó con un copete. Fuentes cercanas al pinochetismo sostienen que Gonzalo Rojas y EL CRACK DON JUAN GONZALEZ se pusieron a llorar.

Análisis: Pregunta poco feliz si no intuyes las preferencias políticas de sus compañeros de reunión. Úsala sólo si estás seguro de triunfar.

4- ¿Cómo supiste que Zamorano no se iba a casar con la Kenita?

Esta pregunta, digna del periodismo de espectáculos de la vieja escuela, nos convoca a todos en torno a la reflexión sobre el amor y las vicisitudes del corazón. Este, el fallido matrimonio que daba por cerrada la transición a la democracia, fue un duro golpe al corazón de la Patria. Nuestro ídolo, el gran capitán que le ganó a la vida, no iba a contraer el sagrado vínculo ese 14 de febrero mágico. Esa tarde, junto con el retiro de la decoración en el Palacio Cousiño, se derrumbó la creencia en el matrimonio de muchos románticos. Para pesar de la UDI, la separación Zamorano-Larraín fue un balazo aún más fuerte contra la institucionalidad del matrimonio que la mismísima Ley de Divorcio.

Análisis: La noticia de la ruptura, acontecida el mismo día en que apareció el cadáver de Jorge Matute Johns, el 12 de febrero de 2004, es dulce y tierna. Éxito seguro para caer bien en casi todos los sectores de la sociedad, salvo en donde los intelectualoides graves te hagan sentir tonto. Úsala con tino y no juzgues moralmente a la también ex del Chino Ríos.

5- ¿Qué hiciste el 4 de agosto de 2011?

Ya todos sabemos que Chile cambió. Pero hay un día que ratificó la izquierdización cultural de la nación: el 4 de agosto de 2011, cuando la represión ordenada por Rodrigo Hinzpeter fue contenida por la rabia de la mayoría de la ciudadanía. Esta pregunta, fundamental entre los estudiantes que se movilizaron por la educación en 2011, se vuelve a repetir una y otra vez en los círculos juveniles para reafirmar el compromiso colectivo con los cambios que Chile necesita. Si respondes que estuviste en la dura, “dando cara a los pacos”, eres bien visto en ambientes universitarios ideologizados. Si lo viste por tv, pero apoyaste, todo bien. Si caceroleaste, eres señora. Y si no hiciste nada, Ganemos Juntos con Evelyn.

Análisis: úsala sólo en espacios reducidos, donde estés seguro de que todos cachan el tema. Porque, ¿para qué dar la lata? dar la lata nunca; aburrirse jamás.

EL 2011

6- ¿Cómo supiste que los 33 de Atacama estaban vivos?

Fue un domingo al mediodía, un 22 de agosto de 2010, tras 17 días de angustia. El país aún no se sacudía del terremoto que hace seis meses había destruido decenas de pueblos, cuando se aprontaba para lamentar una tragedia histórica. Pero el destino no soportó tanto dolor para esta larga y angosta faja de tierra justo en su cumpleaños número 200. Tras intenso trabajo ingenieril, el equipo liderado por el ministro Laurence Golborne (“Rescatemos el diálogo”) subió desde las entrañas del planeta un papel con la frase más potente del siglo: “estamos bien en el refugio los 33”. El epitafio, escrito con rojo sangre, invadió las pantallas del mundo, y provocó lágrimas de emoción en todo aquel que se precie de ser chileno.

Análisis: De gran éxito en ambientes donde prevalece la inclinicación hacia la derecha. En el gobierno del Presidente Piñera se usa todas las semanas para subir la moral. El Cote Ossandón no la responde.

PD: ¿Quiere llorar por la Patria? vea con atención este video, que reúne los pesares eternos de nuestra nación: las calamidades naturales expresadas en el terremoto del 27F; el lamento ante la desgracia del trabajador chileno atrapado a 600 metros de profundidad; y la pérdida del héroe popular, Felipito. Viva Chile :(

The Clinic Newsletter
Comentarios