Si la crisis de Colo Colo todavía no toca fondo, esta mañana se acercó bastante. Esto después que el mediocampista del Cacique, Fabián Benítez, reconoció que por la presión “en los partidos entramos con miedo”.

“Uno no le encuentra tanta explicación. Entrenamos bien, la mayoría de ustedes está acá y lo ven. Se hacen práctica buenas, con intensidad, posesión. Pero en los partidos entramos con miedo, con la presión que hay y no podemos plasmar eso”, dijo el volante paraguayo, después de la derrota por 3 a 1 que sufrieron el sábado pasado en el partido contra Cobresal.

“Fue una vergüenza. Teníamos el partido controlado y en 10 minutos nos empataron y nos ganaron. Sentimos mucho lo que está pasando, no podemos salir ni a la calle con la familia por temor a lo que puede pasar. Pedirle disculpas a la gente por esto. No podemos bajar los brazos, los hinchas hasta ahora ha respondido, siempre nos ha apoyado”, dijo el jugador, en la conferencia de prensa que vino después del entrenamiento.

Benítez, además, señaló que el técnico de los albos, Gustavo Benítez, “está dolido por lo que está pasando, por lo que no estamos rindiendo”, aunque reconoció que los principales culpables son los jugadores.

Por último, el contención reconoció la recriminación de Justo Villar en el camarín de El Salvador, en la que el arquero mundialista y seleccionado paraguayo trató a su compañeros de “cagones” y no tener el rendimiento para estar en un club grande.

“Cada derrota duele muchísimo y la última también, por eso lo que dijo Justo. Todos somos conscientes de lo que pasa y lo que vive el hincha. El plantel es consciente que está fallando. No podemos responder y la única manera de retribuir eso es trabajar con tranquilidad y en los partidos tratar de llevar a cabo lo que hacemos”, dijo.