La fiscalía Centro Norte investiga una eventual malversación de caudales públicos en la implementación del “proyecto de ampliación y remodelación de la biblioteca Andrónico Luksic” de la Facultad de Economía de la Universidad de Chile, particularmente en los pagos de asesorías y servicios.

Según informa El Mercurio, los hechos ocurrieron luego de que el año 2010 saliera el entonces decano Felipe Morandé, momento en el que el candidato presidencial Franco Parisi asumió como decano interino de la facultad. Tras la realización de un sumario interno, fue la propia casa de estudios la que puso los antecedentes ante la justicia, los que la semana pasada llegaron hasta el Consejo de Defensa del Estado (CDE).

El encargado de revisar los convenios en la contraloría interna de la universidad, Francisco Carmona, señaló en el sumario que “cuando se generó todo esto yo dependía del vicedecanato, de Franco Parisi”.

Asimismo, Carmona aseguró que al advertir las supuestas irregularidades “mi superior directo me indicó no involucrarme”.

“En resumen, hay facturas pagadas por obras de infraestructura, a distintos proveedores, basándose en convenios que no guardaban relación con lo que se estaba pagando”, agregó el funcionario.