Luego de que en 2011 se cuestionara la Encuesta de Caracterización Socioeconómica Casen, -provocando que el encargado de la misma en la Cepal renunciara y el Gobierno fuera acusado de intervenir en el levantamiento de las preguntas y utilizar políticamente los resultados-, el Presidente Sebastián Piñera convocó a la conformación de una comisión con el fin de revisar y actualizar los métodos de medición de la pobreza en el país.

La comisión conformada por Rodrigo Jordán de la Fundación para la Superación de la Pobreza, Benito Baranda, Susana Tonda, Cristián del Campo, Osvaldo Larrañaga, Jorge Rodríguez, Claudio Sapelli, Luis Larraín, Andrea Repetto, y la subsecretaria de Desarrollo Social, Soledad Arellano, ha estado trabajando hace más de un año en un proyecto que modifica el sistema de medición de la pobreza. Hasta hoy, ésta se ha medido en base a la Casen, encuesta que sólo considera los ingresos monetarios como indicador.

La Comisión, según consignó La Tercera, plantea una medición multidimensional de la pobreza, agregando dimensiones como salud, empleo, entorno, vivienda y educación. En base a distintos indicadores, se podrá determinar si existe o no pobreza multidimensional. Además los expertos plantearán al Gobierno que algunos módulos de la Encuesta se levanten anualmente y no cada dos años.

En la actualidad, la línea de la pobreza es de 72 mil pesos mensuales. Dicha cifra se calcula en base a la canasta de alimentos que hoy está diseñada por la Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF) de 1987-1988, que consideraba que las familias gastaban la mitad de sus ingresos en alimentación.

Por la antigüedad de los datos, la misma comisión plantea actualizar dicha canasta con los datos de la EPF de 2011-2012, que refleja que en la actualidad se le da mayor gasto a otros bienes. Por eso los especialistas plantean que la cifra de pobreza subirá.

“Al aplicar economías de escala e imputaciones el efecto no es dramático pero de todas maneras la pobreza sube en torno al 20%”, exponen.

La comisión recomendará al Ejecutivo que la institución más apta para esta medición es el INE y no la Cepal.