Raúl González, uno de los delincuentes que fue capturado por la policía hace unas semanas por clonar tarjetas crédito junto a una banda compuesta por extranjeros, fue sorprendido operando desde la Cárcel de Alta Seguridad a través de su cuenta de Facebook.

González, que tiene 21 años, imputado por ese delito y condenado cinco veces por robo, posteaba fotografías al interior del Penal Santiago 1 y le hablaba a su pareja y amigos. El clonador fue descubierto por la fiscalía luego que se percataron que publicaba sus comentarios e indicaba que estaba en la CAS a través de una aplicación GPS.

Según publica El Mercurio, anteriormente el OS9 de carabineros había investigado a González y su banda y fue de esa manera que los descubrió después de que los delincuentes publicaran fotografías desde un departamento donde clonaban las tarjetas de crédito. González junto a otro de los imputados, un ecuatoriano, además exhibían en sus cuentas de Facebook fotografías, costosos licores y ropa.

En sus últimos posteos, antes de que Gendarmería les requisara los smartphones, González decía que estaba extrañaba a sus hijos y enviaba saludos desde la “Prisión Brey”, en alusión a la exitosa serie televisiva “Prison Break”.