El actual senador UDI y ex alcalde designado de Los Ángeles durante la dictadura de Pinochet, defiende a rajatabla la declaración de principios de su partido y aspira a mantener el status quo del gremialismo clásico, ese que visualizó Guzmán.

En una entrevista dada a El Dínamo Víctor Pérez se refirió a los supuestos vientos de renovación al interior de la UDI, con voces que claman por una “revisión” y “modernización” de la carta fundamental del partido, redactada en el ocaso de la dictadura.

“Lo peor que podríamos hacer es cambiar nuestro origen”, afirma Pérez. El senador -considerado como uno de los “históricos” de la UDI- está seguro que la declaración de principios no es conflictiva para las “bases”, en consecuencia con su historia. “Las declaraciones de principios se hacen en un contexto pero ese contexto hay que respetarlo y valorarlo también, y mantenerlo” añadió.

En la entrevista se le pregunta a Pérez si acaso, con el paso del tiempo, con los hechos decantados, se arrepiente de haber sido partícipe de la dictadura militar, a lo que responde: “No. Yo contribuí desde muy joven porque creía que era importante restablecer la democracia en el país, restablecer la normalidad (…) no puedo estar arrepentido”.