De homofóbico, clasista, nazi, negacionista, aprovechador y lucrador, han tratado en las redes sociales esta semana al periodista Rodrigo Fluxá, autor de “Solos en la noche”. El libro que retrata la vida de Daniel Zamudio y sus asesinos generó revuelo en los últimos días luego de que el periodista pusiera en duda que el joven murió por ser homosexual. Ayer en el lanzamiento de la investigación periodística, Fluxá refutó las críticas y habló de la importancia que tiene su libro para comprender cómo y qué fue lo que llevó a Zamudio a la muerte y darle una nueva dimensión a su figura más allá de las consignas.

“Entiendo lo que Daniel Zamudio significa para mucha gente y el libro no busca anular eso, busca darle a su drama, que comenzó mucho antes de esa noche en San Borja, una nueva dimensión, una profundidad distinta”, dijo Fluxá en el lanzamiento de su trabajo en la UDP. Para el periodista su investigación develó lo que puede ser “una verdad dolorosa e incómoda, pero es una verdad”.

El trabajo que fue criticado por actores del movimiento homosexual, según su autor trata de explicar a través de las historias de los cinco involucrados, es decir, los cuatro asesinos y Daniel, el recorrido que hicieron ellos en su vida para llegar esa noche al Parque San Borja. “En ningún caso busca justificar el asesinato”, subrayó Fluxá.

Para el periodista el libro “humaniza” a Daniel Zamudio, “yo quiero mucho más a este Daniel, con defectos y virtudes que al póster que me presentaron en un principio (…), la gente tiene más de una cara”, expresó.

El autor además dijo que nunca imaginó el revuelo que iba a causar el libro, “me extrañó mucho que sobre todo a gente que no lo leyera le molestara”.

En relación a si la muerte de Zamudio fue o no un crimen de odio Fluxá dijo que “hay lecciones súper grandes y que van más allá de si este fue o no un crimen homofóbico, hay un cúmulo de otras cosas en las que pensar y en las que los cinco involucrados estaban envueltos”.

El autor de la investigación además dijo sobre quienes lo critican por, supuestamente, haber utilizado la polémica para lucrar que “la discusión ha sido súper desagradable porque se han dicho cosas atroces de homofobia y cualquier persona que lea el libro se va a dar cuenta que es todo lo contrario. Fue una lata y no fue calculado, prefería que no hubiera pasado”.

El libro fue presentado por los periodistas Juan Cristóbal Peña, Oscar Contardo y uno de los editores de la investigación, Javier Ortega. Todos concuerdan en que el trabajo de Fluxá es riguroso y netamente periodístico y que la polémica que se generó en relación a él fue injusta.

Jaime Parada, un representante de la comunidad homosexual y ex vocero del Movilh que asistió al lanzamiento, dijo que a pesar de que no estar de acuerdo con relativizar que la muerte de Daniel Zamudio haya sido un “crimen de odio” rescata la tesis de Fluxá.

“Hay cuestiones que son muy importantes para entender el contexto sociocultural de la homofobia en Chile. Un aspecto importante de eso es precisamente entender que hay una carencia social, tanto en Daniel como en los asesinos y eso no justifica el asesinato, pero hay un contexto”, sostuvo Parada.