Roman Atwood es conocido por hacer bromas y subirlas a su canal de YouTube, pero esta vez no le salió del todo bien. Se le ocurrió simular estar robando bencina con una manguera y los afectados no se lo tomaron tan bien. Obviamente, en la manguera sólo había agua.