topkings-aq1

El empresario y ecologista Douglas Tompkins, quien donó al gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet la Hacienda de Yendegaia, más de 38 mil hectáreas ubicadas en la Cordillera de Darwin, se encuentra en medio de una polémica respecto a la práctica de caza de caballos salvajes en la zona, según informó un reportaje de CHV.

Debido a que aun no ha terminado el proceso de entrega de tierras, no existe claridad respecto a quiénes son los responsables por la caza de caballos salvajes en uno de los pocos lugares donde habitan estos.

Todo comenzó cuando Andrés Cox, criador de equinos y empresario, informó que la Fundación Yendegaia le otorgó una autorización, con contrato de por medio, a Miguel Serka para cazar caballos.

Diversas personas que se han trasladado al lugar expresaron que Serka utiliza ballestas con dardos, redes pescadoras, y perros para atrapar a los animales, los que muchas veces mueren por las heridas que sufren o quedan fracturados.

Por su parte, el Ministerio de Bienes Nacionales se pronunció al respecto y comunicó que no tienen información en relación al caso, y que Víctor Osorio, ministro de la cartera, no ha rechazado la opción de detener el proceso de recepción de tierras.