Gaza EFE

El Gobierno de Chile señaló hoy que tiene la esperanza de que el alto el fuego humanitario de doce horas en Gaza pactado a partir de este sábado sea “un primer paso hacia el fin del inaceptable padecimiento de los civiles” y permita que la ayuda llegue con celeridad a las víctimas.

En un comunicado difundido por la Cancillería, el Ejecutivo chileno dijo que el número creciente de víctimas en la franja de Gaza “ofende a la conciencia moral de la humanidad” y apoyó la propuesta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de abrir un corredor humanitario en esa zona.

El Gobierno también criticó el bombardeo israelí contra una escuela de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA) en Beit Janún, que este jueves causó la muerte a 17 personas y más de 200 heridos entre aquellos que buscaron refugio en ese centro.

Según el comunicado, Chile tomó conocimiento de los hechos y el canciller, Heraldo Muñoz, se comunicó con un voluntario sueco que fue herido en el bombardeo.

“El Gobierno de Chile señala con la mayor firmeza que Israel tiene que ajustar su acción militar al derecho internacional humanitario, en particular el principio de distinción entre civiles y combatientes, y al principio de proporcionalidad en el uso de la fuerza”, señaló la Cancillería.

Asimismo, conminó a Hamás a “suspender de inmediato” el lanzamiento de cohetes contra la población civil en Israel.