Ucrania 01

La Unión Europea condenó hoy la entrada del convoy humanitario ruso en territorio de Ucrania, pese a la oposición de Kiev, un paso que consideró una “clara violación de la frontera” ucraniana, por lo que instó a Rusia a dar marcha atrás.

“Deploramos la decisión de Rusia de introducir la ayuda humanitaria en el territorio de Ucrania sin la escolta del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ni el consentimiento de las autoridades de Ucrania”, afirmó el portavoz comunitario de Exteriores, Sébastien Brabant, en un comunicado.

“Se trata de una clara violación de la frontera con Ucrania”, recalcó Brabant, quien explicó que la entrada de la columna formada por 34 camiones rusos a través de la región de Lugansk, que controlan las milicias separatistas prorrusas, también va en contra de los acuerdos establecidos entre Ucrania, Rusia y el CICR.

“Instamos a Rusia a revertir su decisión”, añadió el portavoz.

La Unión Europea ha insistido en numerosas ocasiones ante Moscú en que la entrada de la caravana en el este de Ucrania debía contar con el consentimiento de Kiev y que, en respeto al derecho internacional, este convoy “debe tener estrictamente carácter humanitario y ser escoltado por el CICR”.

Bruselas también felicitó a las autoridades ucranianas por su “moderación” y por su disposición a mantener un nuevo diálogo para evitar una escalada de la crisis, y recalcó que la soberanía, la integridad territorial, la unidad y la independencia del país “deben ser respetadas”.

Las autoridades ucranianas han denunciado hoy la entrada del convoy humanitario ruso en su territorio, un paso que calificaron de “invasión”, mientras que el Comité Internacional de la Cruz Roja ha confirmado que no acompaña al convoy.

“Reiteramos que la asistencia humanitaria de Rusia debe ser introducida (en el este de Ucrania) con el pleno respeto de la ley y los principios humanitarios internacionales, es decir, a través de una organización humanitaria internacional, y de acuerdo con el Gobierno de Ucrania”, insistió Brabant.

“Esto implica en particular que se envíen todos los detalles relativos a la ayuda y que se garantice la seguridad del personal del CICR y los vehículos a lo largo de toda la operación, ya que el CICR no acepta escoltas armadas”, detalló el portavoz.