nicanor parra_PatoFernandez1

Cueca y más cueca es el secreto del antipoeta Nicanor Parra para llegar a los 100 años, lo que logró este 5 de septiembre. Si bien en su momento se obsesionó con los narco corridos y después con el tango, ahora es la “cueca apianá”, -es decir, la cueca chora-, su música preferida.

“Es por la cueca que todavía estoy aquí. A veces, listo para la foto y la Rosita (su nana) pone una cueca y ¡zán! que me levanto del ataúd y me pongo a bailotear”, dijo en la previa de su cumpleaños en una entrevista a El Mercurio de Valparaíso.

“¿Cómo llegar a los 100?”, es la pregunta de rigor. “Con cueca, con cueca brava no más”, insiste Nicanor.

Según la publicación, Parra “está como lolo de 15”, a tal punto que a la periodista le ofreció bailar un pie de cueca de entrada. Al llegar a su casa, de inmediato se puso en tono de celebración: “¿Cómo es la cosa del cumpleaños?”, se preguntó, para luego tararear “Cumpleaños feliz, que los cumplas feliz, cumpleaños, dear mother, que los cumplas feliz”.

Luego el antipoeta entra en la contingencia y habla sobre el Premio Nacional de este año, y recuerda el suyo, otorgado en 1969. Entonces “los compañeros comunistas decían: Parra, ¡fuera!”, recuerda, agregando que para postular al Nobel “Bachelet escribió una carta de recomendación y fue la carta número uno”. De todos modos, asegura que no se la pidió porque los favores “cuestan caro”.

Hablando de Presidentes, Parra relata una anécdota de cuando Ricardo Lagos Escobar presentó sus Obras Completas: “Ese día pasó algo extrañísimo. De repente se puso de pie un personaje que llevaba en la mano una botella. Y en la botella un mensaje. Avanzó, tá, tá, tá. Y puso la botella frente a mí. El mensaje decía: Mataste la poesía, viejo culiao. Te odio. Lo entregó y se fue”.

Frente a la pregunta de quién habrá sido esa “antipoesía”, Parra responde “no sabemos. ¿Qué será de él ahora? ¿Dónde estará ese ñato? Me gustaría que apareciera”.

Mira también Ocho segundos de Nicanor Parra, por Roberto Bolaño