bombazo escuela militar 10

Los Tribunales de Justicia, más específicamente el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, serían responsables de no registrar el ADN de Juan Flores Riquelme, uno de los dos principales sospechosos del atentado ocurrido el 8 de septiembre en el SubCentro de la Escuela Militar y que dejó 14 heridos.

Según público Bío Bío, luego que Flores fuera condenado el 3 de julio de 2013 por robo con intimidación, la jueza Tania Escobar Meza mandó a que se le tomara un examen de ADN a Flores en el Servicio Médico Legal. Sin embargo, la muestra nunca habría llegado a manos de la institución.

En un informe de Carabineros revelado por el fiscal Guzmán en la formalización de los tres sospechosos por el atentado, la institución alertaba el 5 de septiembre sobre que Flores estaba entre los cinco sospechosos por el ataque a la estación de Metro Los Domínicos. Con este dato, los investigadores del caso pidieron al Sistema Nacional de Registros de ADN los registros de Flores, que deberían haber sido registrados. Pero, no estaban.

Tal como publica Bío Bío, según fuentes dentro de la investigación, de haber estado el registro pedido tras su condena de julio del 2013, y en conocimiento -al 5 de septiembre- que Flores estaba entre los cinco sospechosos del atentado en Los Dominicos, se pudo haber contrastado su examen con las huellas halladas en el Metro y así haber evitado el bombazo del SubCentro, que dejó catorce heridos.

Luego que Tania Escobar Meza pidiera realizar el registro del ADN al SML las muestras no habrían llegado, según dijo el Servicio a la radio, apuntando a que la responsabilidad era de Gendarmería. Sin embargo, esta institución ofició el 3 de febrero al tribunal, denunciando que Flores nunca concurrió al SML en noviembre, cuando fue citado. En este escenario, el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, no apercibió a Flores para su correcta incorporación al Sistema Nacional de Registros de ADN.