Así de duro es el nuevo proceso de acreditación para las carreras

Hay 12 nuevos criterios que deben cumplirse de manera obligatoria para zanjar el proceso.

matkoA1

La Comisión Nacional de Acreditación endureció los criterios para acreditar carreras de educación superior de cara a 2015.

El organismo, que preside Mitko Koljatic, dio a conocer los nuevos requisitos para acreditar estudios de pregrado en universidades, institutos profesionales y centro de formación técnica.

La nueva normativa incluye 12 nuevos criterios por parte de la CNA</a>, que son obligatorias para acceder a este sello de calidad.

“Las carreras que no cumplan con estos 12 criterios no serán acreditadas”, dijo Koljatic, quien, sin embargo, precisó que esto no impedirá levantar proyectos educativos propios.

“Los criterios de hoy son una actualización de los criterios antiguos que ya tenían más de diez años. Estamos incorporando más que nada temas relacionados con los resultados de los procesos se educación, aspectos relacionados con la responsabilidad que tienen las instituciones respecto a sus estudiantes, aspectos relacionados con la calidad de las operaciones de las instituciones y, por último, uno relacionado con la capacidad de autorregulación y la capacidad de que las mismas instituciones mejoren”, dijo.

Entre las nuevas exigencias se mencionan criterios como las metas e indicadores de la carrera o programa que se imparte. Derechos y permanencia de los estudiantes, como la realización de prácticas profesionales o titulaciones. Además, se exigirá un perfil claro del estudiante que egresa en concordancia con el plan de estudios.

También se pedirá directivos calificados y con dedicación, para supervisar la provisión de recursos y control de gestión. A esto se suma, la petición de permanencia del personal docente.

Otros criterios pasan por infraestructura e información clara a los estudiantes sobre servicios y beneficios.

Las nuevas exigencias no dejaron contentas a la Ues privadas.

“Yo he hablado de un aumento de regulaciones y creo que eso puede conspirar contra un sistema que se ha demostrado ser muy proactivo que ha provocado muchas innovaciones”, señaló el vicerrector académico de la Universidad Mayor René Salamé.

El proceso de acreditación es voluntario, salvo para las carreras de educación y medicina. El no estar acreditado implica no recibir recursos por parte del estado, como becas y créditos.

Además este es uno de los tres requisitos que se incluyen en el proyecto para garantizar la gratuidad. Los otros son que el 20% de matrículas para estudiantes vulnerables, y que el arancel no sea más alto que el arancel fijado por la autoridad.

Comentarios