Bob Dylan PORTADA DE DISCO

El productor inglés Glyn Johns, que trabajó con artistas de la talla de Bob Dylan, Rolling Stones, The Beatles, The Clash, Eric Clapton, entre otras estrellas de la música, reveló en su autobiografía -Sound Man- que Bob Dylan le confesó su interés de hacer un álbum junto a los Rolling y los Beatles.

Según publica la revista Rolling Stone, Dylan le dijo al productor en una conversación en 1969 que le interesaba hacer un disco junto a ellos. “Dylan me preguntó de un disco que yo acababa de hacer con The Beatles y fue muy amable con mi trabajo junto a los Stones a lo largo de los años (…) y yo le dije que todos habíamos sido influenciados por su trabajo”, afirmó el productor en su autobiografía.

En ese momento, es que Dylan le lanzó la bomba que pudo haber quedado en la historia discográfica de la música mundial. “Él dijo que tenía la idea de hacer un disco con los Beatles y los Stones”. “Y me preguntó si yo podía averiguar si los otros estaban interesados. Quedé completamente impresionado. ¿Pueden imaginarse a las tres grandes influencias de la música popular de la década anterior haciendo un álbum juntos?”, escribió Glyn Johns.

Emocionado por la idea de Dylan, Johns se comunicó con los susodichos. “Keith Richard (Rolling) y George Harrison (Beatles) pensaron que sería fantástico”, recuerda. “Pero claro, ambos eran fans de Dylan”. “Ringo Starr (Beatles), Charlie Watts y Bill Wyman (Rollings) se mostraron abiertos a la idea si todos estaban interesados”, anota Johns.

Pero el problema estuvo en los líderes. “Si bien John Lennon no se nego tajantemente, no estaba tan interesado. Paul McCartney y Mick Jagger dijeron que no absolutamente”, anotó Johns.

Y ahí quedó el proyecto.

El productor lamentó la decisión final. “Hubiéramos juntado el mejor material de Mick, Keith, Paul y John, Bob y George, y después escogido a la mejor sección rítmica de las dos bandas para adaptar cualquiera de las canciones que armáramos”.