cna
El fiscal oriente Carlos Gajardo imputará los ilícitos de blanqueo de capitales, soborno y delito tributario a Ángel Maulén, dueño de la Universidad Pedro de Valdivia; y a Héctor Zúñiga, de la Universidad de Mar.

El ilícito impositivo es el contenido en el artículo 97 inciso 4, relativo a la presentación de declaraciones “maliciosamente incompletas”, con el fin de defraudar al fisco. Los hechos, según la fiscalía se cometieron entre el segundo semestre de 2010 hasta fines de 2011.

Hay que recordar que los anteriores están formalizados también por otros episodios donde se cometió de cohecho y lavado de dinero, según la fiscalía.

Se suma a los mencionados, Luis Eugenio Díaz, el ex miembro de la CNA, hombre clave en este caso, para que las casas de estudio obtuvieran acreditaciones ilegales.

Ley dura

Gajardo imputará el soborno a las universidades del Mar, UPV y la SEK, cuyo dueño es Jorge Segovia ligado financieramente a la Unión Española, y quien ya declaró vía Skype como imputado ante el fiscal. De hecho desde 2012, cuando abandonó el país, nunca más ha regresado, para así evitar una eventual formalización.

El cargo en contra de las casas de estudio, se realizan en el marco de la Ley de Responsabilidad Penal de la Persona Jurídica. Este cuerpo legal, de llegar a comprobarse los hechos mediante una sentencia, puede implicar multas millonarias, como también el cierre del establecimiento.

La audiencia quedó fijada para las 11:00 horas del próximo 19 de noviembre.