gabriel boric a1

El diputado Gabriel Boric comentó el actual estado de la educación superior, en el cual algunos planteles han aumentado el arancel de sus alumnos entre un 5% y un 12%.

El independiente aseguró que esta alza complica a la promesa de gratuidad hecha por el Gobierno. Indica que es “un problema sensible, ya que hablamos de alzas que en algunos casos están por sobre el alza del IPC. Además hay casos bien particulares, como el de la Universidad Andrés Bello, que es controlada por el grupo Laureate, que se sabe que sus acciones se tranzan en la Bolsa, en Estados Unidos y, por lo mismo, retiran utilidades”, según dijo en conversación con CNN Chile.

Luego dijo que “hay que preguntarse hacia donde van a parar estas permanentes alzas de aranceles que en sí mismas son exageradas. Hace muy poco, la carrera de Odontología de la Universidad Andrés Bello estuvo movilizada por eso, ya que pagan cerca de 7 millones por año y a veces no tenían ni las condiciones para poder realizar los procedimientos propios de la carrera”.

Posteriormente comentó el caso de la Universidad Católica Silva Henríquez, la cual tuvo un alza del 11.5% o “la misma Universidad Diego Portales que tiene alzas bastante exageradas, entonces hay que preguntarle a los directorios cuales son los motivos de estas alzas y en que se traducen concretamente para los alumnos. Desde mi punto de vista, estas alzas de aranceles son injustificadas”.

Aseguró que “hay universidades que cumplen fines privados, universidades confesionales, universidades que responden a grupos de interés como la Universidad de los Andes o la Universidad del Desarrollo que también sus alumnos se han movilizado por la injustificada alza de aranceles” y que es “partidario de la fijación de aranceles, (ya que) hay algunos que no se corresponden con la calidad que entregan las universidades”.

“Por lo tanto, debería haber una intervención del Estado de fijar un valor, que se trató de hacer con el arancel de referencia, que es lo que cubre las becas del estado, pero finalmente hemos visto que la brecha que existe entre el arancel real y el arancel de referencia es tremenda (…) al final del día la intervención del estado es insípida”, afirmó el parlamentario.

Después comentó que “la Usach ha dado un ejemplo de hacia donde tenemos que dirigir esto. Partió con un propedéutico durante los ’90, se profundizo durante los 2000 y ahora acaba de anunciar que podrán ingresar alumnos que obtengan 475 puntos en la PSU. Esto no significa que estos alumnos sean malos. Hay estudios que comprueban que el rendimiento de alumnos con bajo puntaje se equipara a los rendimientos en la universidad de los alumnos de alto puntaje mediante asistencia en la carrera y financiamiento”.

Finalmente apuntó sus dardos hacia la Prueba de Selección Universitaria, añadiendo que “es por todos sabidos que la PSU saca una foto a la clase social a la que uno pertenece. Hay que apretar un poco mas al Consejo de Rectores para que se pongan las pilas de que la PSU, tal como está, es sensillamente un elemento reproductor de clases y de la capacidad de ingreso economico de los padres y no de la calidad de los estudiantes”.