Humberto Maturana hace 2 décadas: “El aborto es legítimo”

El doctor en biología de la Universidad de Harvard y Premio Nacional de Ciencias hace rato planteó que es la mujer quien debe decidir, criticando las posturas conservadores en el debate. “Si uno quiere defender la vida ni siquiera debería tomar antibióticos, porque las bacterias son seres vivos”, dijo en una entrevista de 1994 a La Tercera rescatada por el sitio Sentidos Comunes, de la que a continuación compartimos algunos extractos.

humberto maturana YT

“Creo que la iglesia Católica está muy limitada. Está cerrada frente a lo que pasa con la humanidad y a la entrega de conocimientos. iEs la familia, son el hombre y la mujer quienes tienen que decidir sobre su vida! Ni el Estado ni la Iglesia pueden decidir por ellos. Cada vez que la iglesia se opone a entregar conocimientos, niega autonomía a las personas y se transforma en una institución retrógrada y, en último término, tiránica”.

“Si uno quiere defender la vida ni siquiera debería tomar antibióticos, porque las bacterias son seres vivos. Hablar de la defensa de la vida,en general, es una mentira, porque los seres vivos vivimos de comernos a otros seres vivos. ¡Todos! Yo creo que lo que uno debe defender, si se quiere defender algo, es al ser humano en su vida íntegra. Y un embrión no es un ser humano. El ser humano surge en el momento en que se establece la relación amorosa entre la madre y ese ser que está creciendo en ella. Si esa relación na se establece, no hay ser humano”.

“Vivo en este mundo natural, que es espontáneo y es divino. En último término, no tengo para qué tener la soberbia de pretender decir algo sobre Dios. Me basta con pensar que vivo en este mundo natural y que es mi responsabilidad cuidarlo, sobre todo cuando está en mis manos… destruirlo”.

“Hay poca libertad personal. La persona es libre en el momento en que puede ser responsable de sus preferencias y de sus decisiones. Es decir,cuando es responsable de sus responsabilidades. Pero no se entregan suficientes conocimientos como para que eso sea posible”.

“Considero que el aborto es una medida extrema, que las mujeres adoptan porque es necesario para sus vidas. Para mí, es una acción legítima que ella o la familia decidan perder un bebé que no desean. Es un embrión destinado a sufrir la negación, porque no se le quiere. Y se hace más daño teniendo un hijo a la fuerza que no teniéndolo. Ahora, decir que el aborto es legítimo no me inhabilita para señalar que, en el fondo, es un acto sagrado, porque es una vida por otra vida. No estoy recomendando el aborto; lo que sí me parece es que las personas tienen que tener los conocimientos y el entendimiento para decidir consciente y responsablemente. Y quien debe decidir, por supuesto, es la mujer, porque se trata de su vida y de su cuerpo”.

“Si uno piensa que lo que necesitamos no es una economía de libre mercado, lo acusan de comunista o de esto otro … No tenemos libertad reflexiva, no tenemos libertad de configurar un proyecto de país en el cual existan ciertas cosas que impliquen libre mercado y otras que impliquen protección nacional”.

The Clinic Newsletter
Comentarios