La historia de la salida de Paula Walker de la Secom y la velada crítica de Peñailillo

Una disputa con Peñailillo en pleno caso Caval selló la suerte de la periodista que ahora pasa al área de estudios de la Presidencia, tal como informó anoche el Gobierno. Walker se habría enterado la semana pasada que iba a salir de la Secom, por lo que se restó del consejo de gabinete en Cerro Castillo. La decisión, al parecer, estaba tomada desde antes. Este mediodía, el ministro Peñailillo evitó ahondar en el tema, pero sí dijo que la Presidenta ya había instruido comunicar mejor los logros del gobierno, clara alusión a la secretaría que manejaba la asesora.

peñailillo A1 priemr plano Un encontrón con el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, en plena crisis por el caso Caval, habría gatillado la salida de Paula Walker de la Secretaría de Comunicaciones (Secom), recoge el diario La Segunda en un artículo que narra la trama detrás de la operación que sacó a una de las asesoras más cercanas a la Presidenta Michelle Bachelet. Según el vespertino, todo se gestó cuando el propio Peñailillo fustigó a la periodista internamente, apuntándola como la responsable de la filtración del supuesto malestar que hubo en la Mandataria por la conducción del jefe de gabinete los siete días que transcurrieron entre que se destapó el caso Caval, el viernes 6 de febrero, y la salida de Sebastián Dávalos de la dirección sociocultural de la Moneda una semana más tarde. El artículo agrega que Walker se había enterado el viernes de la semana pasada de que iba a ser removida, por lo que hizo un aireado reclamo. Esta situación habría provocado su ausencia al consejo de gabinete de Cerro Castillo y otras actividades de coordinación. Según La Segunda, pese a que la propia Walker desestimó haber filtrado el asunto a la prensa, la semana pasada los ministros del comité político analizaron la situación y llegaron a la conclusión de que no se podía tener en el equipo a personas que dieran a conocer versiones perjudiciales para el Gobierno. "Atacar al ministro del Interior, es atacar directamente al gobierno", dijeron algunos ministros. A eso hay que sumar que por esos días el vocero Alvaro Elizalde había instruido que quienes filtraran versiones a la prensa serían sacados de sus cargos. Al encontrón con Peñailillo, añade La Segunda, hay que agregar que precedía una mala evaluación, además del hecho de que Walker se mantuviera inubicable, por vacaciones, algunos de los días de mayor tensión por el caso Caval. Desde el gobierno, esta mañana se trató de suavizar el asunto, toda vez que el vocero dijo que a Walker se la había convocado para trabajar al área de estudios de la Moneda. El que sí ocupó un tono más seco fue Peñailillo, quien esbozó una velada crítica a Walker junto con asegurar que los equipos van cambiando. El jefe del gabinete, en un medio de una pauta, dijo al ser consultado por el hecho de que "los equipos van cambiando" además de sostener que el gobierno debe comunicar mejor su programa, en clara referencia al manejo desde la Secom de asuntos como las reformas.
Comentarios