Mario Carroza informa sobre la extraditacion de la ciudadana francesa por el caso Guzman

Nelson Dinamarca, de 20 años, y Carlos Poblete, de 17, fueron apresados en octubre de 1973 y llevados al Regimiento de Buin, en el barrio santiaguino de Recoleta, donde Echeverría se desempeñaba como jefe de la Sección II de Inteligencia, a cargo de reforzar el control sobre los prisioneros.

“(A ambos jóvenes) se les mantiene privados de libertad en el Regimiento (Buin), y solamente se llega a saber de las víctimas cuando el 16 de octubre de 1973 se encuentran sus cuerpos sin vida en la vía pública, y son trasladados hasta el Servicio Médico Legal”, expresa la resolución del juez chileno.

De acuerdo con las autopsias se estableció que las víctimas murieron a causa de heridas de bala craneanas y torácicas.

Además de este hecho, al exmilitar se le acusa de diversos crímenes cometidos durante la dictadura, entre ellos torturas e intentos de violación.

Es por esta serie de acusaciones en contra del coronel en retiro que en marzo de 2014, su hija, Carolina Echeverría, debió renunciar a su cargo como subsecretaria de las Fuerzas Armadas de Chile, tras ser designada por la entonces presidenta electa, Michelle Bachelet.

Durante la dictadura de Pinochet, según cifras oficiales, unos 3.200 chilenos murieron a manos de agentes del Estado, de los cuales 1.192 figuran aún como detenidos desaparecidos, mientras otros 33.000 mil fueron torturados y encarcelados por causas política