edwards a1

El Tribunal de Ética y Disciplina (TRED) del Consejo Metropolitano del Colegio de Periodistas de Chile confirmó, durante la mañana de este miércoles, la expulsión definitiva del presidente y dueño de El Mercurio, Agustín Edwards Eastman de la entidad gremial. Esto debido a que el artículo 23 del reglamento de la orden profesional indica que “si la causa no es apelada, el tribunal regional cerrará el caso y remitirá una copia del sumario al tribunal nacional para su archivo y al Consejo Regional y al Consejo Nacional, para su conocimiento y cumplimiento”.

La instrucción dictada por el TRED tras la decisión fue “borrar de los registro del Colegio de Periodistas a Agustín Edwards Eastman”, debido a graves faltas a la ética durante la dictadura de Augusto Pinochet, según precisa un comunicado oficial.

La presidenta de la entidad gremial, Javiera Olivares, se pronunció al respecto y señaló que “la profunda importancia de este hecho radica en la señal clara de que nuestra orden está por el ejercicio periodístico ético que en su acción busque profundizar la democracia y no ser colaborador en la desestabilización de gobiernos democráticamente electos, ni hacerse cómplice de violaciones a los derechos humanos”.

En esa línea, añadió que “francamente resulta curioso que una persona con tantos medios económicos y culturales a disposición no haya apelado a una sentencia que supuestamente le resulta falaz. Hay dos alternativas: la sentencia no es falaz o hay temor de que al apelar tanto en el marco de la institucionalidad del Colegio como de la Justicia ordinaria, estas fallen abiertamente en su contra”.

Denuncia y publicación de El Mercurio

Recordemos que el pasado 21 de abril el TRED comunicó la expulsión de Agustín Edwards Eastman del Colegio de Periodistas, decisión basada en el desempeño que tuvo el dueño de El Mercurio al recibir fondos de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos con el objetivo de desestabilizar el gobierno del fallecido Presidente Salvador Allende, a través de una operación comunicacional.

En dicha instancia, la presidenta del gremio sostuvo que la decisión “tiene relación sin duda con el rol que cumplió un medio de comunicación que silenció atentados a los derechos humanos en momentos de dictadura, donde se asesinó, torturó y se desapareció gente. Que eso sea sancionado e implique la expulsión de un colegiado creemos que verdaderamente es un hito histórico para nuestra democracia”.

Cabe decir que a partir de su notificación, el presidente del medio anteriormente nombrado, contó con 10 días para apelar ante el TRED.

El pasado 23 de abril, el abogado de Edwards, Miguel Schweitzer Walters, publicó una declaración en dicho medio en la que manifestó su rechazo frente a la determinación. “El TRED debió desechar la denuncia presentada, pues tramitarla violentaba el principio de la cosa juzgada, y resulta inexplicable, más de 25 años después, una sanción cuyo sustento político es obvio. Al no haberlo hecho así, la resolución del TRED transgrede gravemente principios básicos del derecho. Lo anterior, a nuestro juicio, le resta todo peso ético a la misma”, enfatizó.

Ante el cuestionamiento de Schweitzer, Luis Cuello, profesional patrocinante de la denuncia, respondió que “el representante del señor Edwards omite en su declaración uno de los capítulos contenidos en la denuncia ética que dice relación con los atentados a la libertad de expresión promovidos por El Mercurio a partir del golpe de Estado de 1973″.